Días y paseos soñados por los parques declarados Patrimonio de la Humanidad

Los cuatro Parques Nacionales que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Los Glaciares, Iguazú, Talampaya y Los Alerces, presentan atractivos naturales que hacen la diferencia para el turista que quiere experimentar sensaciones únicas e inolvidables.  Desde la adrenalina de navegar entre los saltos del Iguazú hasta la emoción de caminar sobre el imponente Perito Moreno en Los Glaciares, estas son las actividades para agendar al momento de planificar las pró-ximas escapadas.

GLACIARES

Una gran aventura para quienes visiten Los Glaciares, el Parque Nacional más grande de la Argentina, ubicado en la provincia de Santa Cruz, es caminar sobre el gigante helado en un recorrido donde las distintas sensaciones afloran a cada momento.

Con el puerto “Bajo de las Sombras” como punto de partida, el recorrido comienza con un paseo en barco por el Brazo Rico del Lago Argentino y continúa con una caminata por los bosques que lo rodean para culminar con una travesía -que dura cerca de una hora y media- sobre el mismísimo glaciar Perito Moreno.

El paisaje de agujas de hielo, torres, grietas y lagunas de azules increíbles que los visitantes observan mientras caminan sobre la superficie congelada, es de una increíble belleza, una deslumbrante experiencia que culmina al regresar al refugio mientras se atraviesa el exuberante bosque patagónico.

Las empresas turísticas autorizadas a prestar este servicio proveen crampones para el calzado y la compañía de guías especializados para una marcha -pueden realizarla turistas de entre 10 y 65 años- que requiere calzado apto para trekking, además de ropa de abrigo (en todas las épocas del año), anteojos de sol, protector solar, guantes y gorro.

IGUAZU

Al norte, el otro gran Parque Nacional del país, Iguazú, espera a los turistas para una aventura en las mismas aguas del río hasta llegar al borde mismo de los saltos.

La aventura comienza en el Centro de Visitantes del Parque con mayor biodiversidad del país para ingresar a la selva por el sendero Yacaratiá.

Se trata de un recorrido vehicular de cinco kilómetros que termina en la base selvática Puerto Macuco, desde donde se desciende cien metros hasta el para abordar las que recorrerán 6 kilómetros por el río Iguazú Inferior rumbo al área de cascadas.

Los prestadores turísticos proveen bolsas para proteger los objetos personales durante el paseo que está dirigido únicamente a mayores de 12 años. Se recomienda llevar capa de lluvia.

TALAMPAYA

Una alternativa más romántica es el Pasear a la luz de la luna en Talampaya, en la provincia de La Rioja, que se realiza en las noches de luna llena.

La caminata recorre el majestuoso circuito del Cañón de Talampaya, desde la Base Choique hasta el Jardín Botánico, para admirar a la luz de la luna el desierto de enormes paredones rojizos que se pierden en el horizonte, fundiéndose con el cielo.

Esta excursión se realiza únicamente en los cinco días centrales de la fase de luna llena (plenilunio) y está sujeta a las condiciones climáticas.

LOS ALERCES

De regreso al paisaje patagónico, en el Parque Nacional Los Alerces se puede realizar un adorable paseo navegando por las turquesas aguas del Lago Menéndez hasta el Alerzal Milenario.

El viaje se inicia en Puerto Chucao, y se navega el Lago Menéndez hasta llegar a Puerto Sagrario e iniciar la caminata de aproximadamente dos kilómetros con dificultad media.

Junto al lago Cisne y los rápidos del río del mismo nombre comienzan a emerger algunos alerces jóvenes -que tienen centenares de años- hasta que al final de la senda surge el imponente Alerzal milenario (El Abuelo), de 2.620 años, sesenta metros de altura y más de dos metros de diámetro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico