Diferentes interpretaciones de los abogados querellantes

Dos de los abogados querellantes consultados por El Patagónico expresaron distintos puntos de vista en relación a la declaración testimonial del contralmirante Osvaldo Vernazza.

Para Luis Tagliapietra fue satisfactoria, al considerar que se respondió de acuerdo a las expectativas que se tenían, dado que hizo aclaraciones sobre cuestiones sistemáticas y técnicas vinculadas al lenguaje que se utiliza en los sistemas de comunicación de la Armada.

Reconoció que no le correspondía ejercer alguna función en las áreas de operación que se asignaban al submarino, aunque reiteró su indignación porque de manera institucional, tanto la Armada como el gobierno nacional estuvieron retaceando información durante mucho tiempo, o bien la suministraron de manera solapada para que no tuviera la dimensión que revestía.

Por otro lado, consideró que personalmente no podía afirmar que el ARA San Juan estuvo realizando una misión de “espionaje” porque aún no hay elementos fehacientes de ello, más allá de lo que haya dicho el jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, por lo cual por ahora todo está circunscripto a una tarea de “reconocimiento”.

“NI SIQUIERA PARECIA ESTAR CONMOVIDO”

Por el contrario, la abogada Valeria Carreras criticó con dureza el testimonio del marino, del cual dijo que “ni siquiera parecía estar conmovido por la tragedia”, e incluso constantemente se excusaba de no poder dar respuestas bajo el argumento de que determinados temas no eran competencia de su área.

“A mí me da pena que la Armada no sea solidaria con las familias de la tripulación del submarino”, dijo y en el caso de Vernazza comentó que le llamó la atención que hubiera dicho que hacía aproximadamente 20 años que no se involucra con frecuencias de radio y códigos, a pesar de que fue el responsable de la Dirección de Comunicaciones e Informática.

“Ni siquiera sabía qué equipo de radio utiliza una balsa de emergencia de un submarino, por lo cual a mí me pareció que enfrente tenía a un jefe de carpintería”, se mofó.

Respecto al estudio que representa, dijo que Fernando Burlando firmó un convenio con 23 familiares de los submarinistas, dando prioridad a las esposas y a sus hijos que son los más desprotegidos, acordando que mientras dure el proceso judicial no les cobrará ni un solo peso y que sus honorarios serán devengados del monto que fije la justicia por indemnizaciones del Estado Nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico