Diplomáticos en la mira por los autos importados

El juez federal Norberto Oyarbide requirió ayer informes a la Cancillería para corroborar identidades y la condición laboral actual de diplomáticos con altos cargos de distintos países que importaron autos con franquicia, aunque por el momento no ordenará el secuestro de las unidades.

Buenos Aires (Télam)
El magistrado solicitó además al Registro Nacional Automotor que informe las identidades de los actuales propietarios de los 98 vehículos investigados y de apoderados locales que pudieron tramitar la nacionalización de los mismos entre 2004 y 2007.
Sin embargo, Oyarbide rechazó “por el momento” ordenar el secuestro de los automotores, como había pedido hacia el mediodía el fiscal federal Luis Comparatore, informaron fuentes del juzgado.
Esta medida quedará sujeta a los datos obtenidos en los pedidos de informes que fueron cursados de manera “urgente”.
Esto es así porque el juez busca dilucidar antes si los diplomáticos involucrados con rangos superiores a cónsul siguen en funciones, ya que en ese caso la causa podría ser competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia.
En total, en el requerimiento fiscal, se menciona a 14 embajadores, además de cónsules, agregados militares, jefes de misión y administrativos de distintos países.
Las medidas ordenadas por Oyarbide son similares a las dispuestas por el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky, quien tramita una denuncia por “contrabando agravado” presentada por la Aduana, a raíz de los mismos hechos.
Oyarbide pidió ayer a su colega intercambiar informes y eventualmente determinar si hay un conflicto de competencia entre ambas jurisdicciones.
El juez federal resolvió sorpresivamente ayer interrumpir una licencia que tenía programada hasta marzo para reincorporarse al juzgado y encargarse en persona del caso, al menos hasta febrero, cuando tiene planificado un viaje a Córdoba.
Así tomó el lugar de la juez federal María Servini de Cubría, quien lo reemplazaba en el caso y había dado vista al fiscal Luis Comparatore.
Este funcionario federal emitió un extenso dictamen donde pidió las medidas ordenadas poco después por Oyarbide, quien hizo lugar a todo salvo al secuestro de los autos.
En total, la Cancillería deberá informar la situación en el país de unos 80 funcionarios diplomáticos mencionados como adjudicatarios de autos importados sin pago de impuestos, del tipo Hummer, Land Rover, Porsche, entre otros.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico