Diputados impulsan un programa de lucha, detención y tratamiento de la drogadicción

Los diputados provinciales del bloque Frente Agrupaciones, Florencia Papaiani, Leandro Espinosa y Javier Cunha, presentaron un proyecto de ley para crear el programa de lucha, detección y tratamiento de la drogadicción en el ámbito estatal.

El objetivo es la detección y el tratamiento de la drogadicción en el ámbito del Estado ya que es la garantía y protección del derecho a la salud de la población.

El proyecto de Ley propone que los funcionarios de mayor jerarquía del Estado provincial se sometan anualmente a controles toxicológicos destinados a detectar la presencia de drogas en el organismo, teniendo como objetivo no solo la detección de tales sustancias sino el tratamiento y superación de dicho consumo.

Recuerdan que en Chubut fue creada en 2003 el Área de Adicciones, fijándose al ámbito de Salud como autoridad de aplicación.

PREVENCION

La Dirección Provincial de Prevención y Asistencia de las Adicciones, creada en 2003, plantea una red preventivo-asistencial para la atención de personas que consumen sustancias lícitas o ilícitas o estén en situación de riesgo. En Prevención se busca enfrentar las drogas mediante abordajes que incluyan no sólo al sector público sino también a la familia, las organizaciones comunitarias, los medios de comunicación.

Desde el punto de visto preventivo-asistencial, a nivel provincial se ha desarrollado una red de seis centros preventivo-asistenciales denominados “Centros de Día”.

Allí, y a través de psicoterapias, evaluación y seguimiento psiquiátrico, espacios multifamiliares, entrevistas, visitas domiciliarias, talleres y actividades recreativas, se abordan los conflictos asociados a las adicciones.

El programa no abarcará a todo el espectro de funcionarios del ámbito estatal provincial, sino tan sólo a una porción parcial del mismo, centrada en los puestos de mayor jerarquía institucional.

La metodología utilizada para realizar ‘los controles toxicológicos’ (rinoscopia, análisis de orina, sangre) deberá ser internamente establecida por el Programa. Sería una “desventaja operativa” fijar ese criterio por ley, teniendo en cuenta que dichos métodos pueden variar en el tiempo o pueden surgir nuevas técnicas.

El programa llevará adelante la supervisión, coordinación y realizar controles toxicológicos destinados a la detección de drogas en el organismo; desarrollar programas de asistencia orientados a las personas que tengan problemas con el consumo de drogas; diagramar e implementar medidas en materia de tratamiento y rehabilitación de las personas que tienen problemas relacionados con el consumo de drogas.

LAS FUNCIONES

Serán funciones generales del programa asesorar al Ministerio de la Salud, contribuyendo al diseño de políticas públicas de abordaje integral de las adicciones. Formular recomendaciones para introducir cambios en la estructura normativa provincial; participar en el diseño de proyectos de ley, decretos, resoluciones y disposiciones relacionadas con el área de las Adicciones cuando así sea requerido por la autoridad competente en la cuestión.

El programa deberá contar con la presencia regular de un Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) que permita un abordaje multidisciplinar, un psicólogo especializado en tratamiento de adicciones; médico psiquiatra; bioquímico; asistente social y un abogado.

El programa estará facultado para firmar convenios con laboratorios a los fines de llevar adelante los controles toxicológicos y el Poder Ejecutivo Provincial incluirá anualmente una partida presupuestaria en la jurisdicción del Ministerio de Salud y todos los funcionarios deberán realizarse obligatoriamente controles toxicológicos a los fines de proceder a la detección de aquellas drogas que sean objeto de los mismos. Los controles toxicológicos se realizarán obligatoriamente en el primer trimestre de cada año.

Los funcionarios que asuman sus funciones por fuera de dicho período, ya sea por elección, designación o concurso, tendrán un plazo máximo de 30 días para realizarse dichos controles.

Un resultado positivo no permite definir automáticamente a una persona como drogadicta.

Antes de tomar una decisión definitiva, la persona tendrá derecho a que se estudien sus antecedentes médicos, sopesando las razones que puedan explicar el resultado positivo de la prueba, sometiéndose a un examen médico, estudiando su historial clínico y contemplando la posibilidad de que el resultado positivo pueda deberse al uso de un medicamento legítimamente recetado.

Cuando las pruebas arrojen resultados positivos, la persona tendrá derecho a someterlas a un examen médico independiente.

Se creará un Registro de Seguimiento de las Adicciones, cuya información estará destinada al control del tratamiento y seguimiento y una oficina de Denuncias que permita la recepción de toda aquella información que tenga estricta vinculación con el objeto de la ley.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico