Discutidas asambleas docentes en Santa Cruz para aceptar oferta salarial

Con dispares criterios se debatía anoche en todas las filiales del gremio docente santacruceño la propuesta salarial que planteó el gobierno provincial. Si bien ya era firme el ofrecimiento de 500 pesos de básico, existían confusiones en torno a la manera en que quedarían confeccionados otros ítems de los haberes. La situación la definen hoy en Río Gallegos los 45 congresales de Adosac.

Caleta Olivia (Agencia)
Al igual que en otras localidades, al cierre de esta edición continuaba la asamblea de docentes de la filial Caleta Olivia que se concentraron en un salón del Colegio San José Obrero.
En ese marco debatieron largamente sobre la nueva propuesta del gobierno provincial que fue emitida en la mesa de negociación realizada un día antes en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación de Capital Federal.
Lo mismo sucedía en Río Gallegos, ciudad que será el punto de encuentro para el Congreso Provincial que se hará en el día de la fecha.
No obstante, en otras localidades como Río Turbio, la posición sería más inflexible y hasta anoche persistía la negativa a aceptar la oferta.
La asamblea de Caleta se mantuvo a puertas cerradas, pero según el diálogo que mantuvo este diario, antes del inicio, con algunos docentes, se discutía si se aceptaba el aumento del sueldo básico de 161 pesos a 500 que propone el gobierno, «como un comienzo» para suspender la medida de fuerza y seguir negociando más incremento durante las paritarias que podrían aprobarse en la Legislatura Provincial.

LAS DUDAS
Pero los asuntos que provocan recelos entre los educadores se refieren al adicional por presentismo y los «días caídos» por los paros. Sobre el primero, existiría una propuesta del gobierno de ir «blanqueando» el ítem en forma paulatina, dijeron algunos docentes.
En tanto, sobre los «días caídos» la propuesta gubernamental sería abonar los correspondientes a mayo y los de abril (pero sin presentismo). Los días que no se pagarían serían los de marzo y a esto los docentes se mostraron en desacuerdo, aduciendo que «el paro no fue declarado ilegal».
Durante la jornada se escucharon opiniones de satisfacción por los avances en el diálogo con el gobierno, pero de todos modos los docentes se mostraron con mucha moderación.
En síntesis, y de acuerdo a la información que ayer manejaban los docentes, los ítems no remunerativos de aproximadamente 600 pesos que estarían percibiéndose en el sueldo docente, se irían recomponiendo en un nuevo ítem remunerativo y bonificable.
Aunque no existía información detallada sobre los montos «grises» que tenían descuentos pero que no irían para el aguinaldo, todos esos estarían desapareciendo y se concentrarían en uno o dos ítems nuevos, de los cuales aún no había información detallada. En consecuencia, un delegado del gremio dijo a Diario Patagónico que el salario mínimo podría quedar en 2.047 pesos, pero otro interpretaba que podría superar esa cifra.
Por otro lado, se supo que el gobierno propuso no aplicar sanciones gremiales ni individuales a pesar de que no se aceptó la conciliación obligatoria.
Asimismo, no se alteraría el calendario escolar, por lo que comenzaba a diluirse la posibilidad de que se dictaran clases los días sábados o bien se restringieran las vacaciones de invierno.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico