Djokovic comienza a ser una amenaza para Federer y Nada

El número 3 del mundo venció en la final del Abierto de Australia por 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 al francés Tsonga, revelación del torneo.

Melbourne (Télam)
El serbio Novak Djokovic derrotó ayer a la revelación francesa Jo-Wilfried Tsonga por 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 (7-2) y se adjudicó el Abierto de tenis de Australia.
Para Djokovic fue su primer título de Grand Slam y quebró así una racha de tres años en los que los éxitos estuvieron repartidos entre los número uno y dos del mundo, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.
Una derecha ancha de Tsonga determinó el final de un partido de 3 horas y 6 minutos de duración en el que Djokovic debió luchar no sólo contra el impulsivo y sorprendente francés, sino también sobreponerse a un público mayoritariamente favorable a su rival.
Djokovic se consolidó así como número 3 del mundo y quebró tres años de dominio de Roger Federer y Rafael Nadal en finales de Grand Slam.
El último campeón de Grand Slam con apellido ‘diferente’ había sido el ruso Marat Safin, ganador de Australia 2005, según informó DPA.
Tsonga, apodado ‘Muhammad Alí’, hizo honor al mote, porque entró al Rod Laver Arena dando saltitos y saludando a los espectadores. ¿Cancha de tenis o ring? ¿Melbourne o Kinshasa? El público recibió encantado el gesto, y ya en ese instante le hizo notar a Djokovic que no era su preferido.
Al serbio le importó poco, porque quebró de entrada el servicio de su rival, dominando con su derecha.
Pero enseguida habría sorpresa, porque Tsonga quebró a Djokovic en el siguiente juego y tomó el control del partido. El serbio estaba claramente nervioso y el francés disfrutaba con ese dejo de insolencia que desprenden su juego y sus actitudes en la cancha.
Desde las plateas unos espectadores exhibían una foto de Alí, y Tsonga noqueó en el momento justo: con Djokovic sirviendo 4-5, el francés conectó un passing-shot de derecha cruzado tras un smash fallido de su rival para ponerse set point, y se llevó el parcial con un notable globo de derecha con top spin que dejó petrificado al serbio.
Tsonga, que desde hoy será el 18 del mundo, se llevó el set por 6-4 en 49 minutos y recordaba por momentos a la máquina que aniquiló en semifinales al español Nadal.
No obstante, el serbio tomó el control en el segundo y el tercer set, en buena parte por sus méritos, pero también por fallas del francés, que erraba más de lo habitual con su derecha y más de una vez tomaba la decisión errónea a la hora de definir.
Más que de físico, Tsonga parecía estar agotado mentalmente por el gran trajín que tuvo que soportar hasta llegar a la final.
El cuarto set adquirió cierto tinte dramático: saque a saque, llegaron al tie break, en un parcial en el que Djokovic debió ser atendido por calambres. Hubo un punto, que llegó a ganar, en el que el serbio se derrumbó, porque sus piernas no lo sostenían.
El apoyo del público a Tsonga era a esa altura ya desmesurado, y más que incómodo para Djokovic. El tie break comenzó con una ovación al francés, que pagó su inexperiencia.
En vez de tomar en cuenta que el físico de Djokovic quizás no resistiría un quinto set, Tsonga sumó cuatro errores en el desempate, entre ellos una doble falta, y le abrió las puertas de la gloria al serbio.
Superado por la alegría, Djokovic se derrumbó sobre la azul superficie del Rod Laver Arena. Tras un abrazo con Tsonga, saludó a su familia en la primera fila del estadio y volvió a alzar los brazos. Djokovic corrió por toda la cancha, revoleó su raqueta a las tribunas y le demostró a todos que dejó de ser una promesa para convertirse en una real amenaza para Federer y Nadal.

Coria reaparece en Viña del Mar Viña del Mar (Télam)
Los argentinos Guillermo Coria y Gastón Gaudio, finalistas de Roland Garros 2004, se enfrentarán al uruguayo Pablo Cuevas y al español Santiago Ventura, en sus respectivos regresos al circuito ATP de tenis, por la primera ronda del Abierto de Viña del Mar, Chile.
Coria, alejado del circuito por una crisis tenística y anímica, jugará nuevamente un torneo de esa categoría después de su eliminación por abandono ante el norteamericano Ryan Sweeting, en la primera ronda del Abierto de los Estados Unidos 2006.
El ex número tres del mundo, actualmente sin clasificación, ingresó al torneo de Viña del Mar (462 mil dólares, polvo de ladrillo) por ránking protegido y se topará con un rival (22 años), que aspira a ingresar al top 100 por primera vez en la historia.
Durante el año pasado, Coria -campeón en Viña 2001- jugó sólo dos etapas de la Copa Petrobras (Belo Horizonte y Asunción), donde sufrió dos prematuras eliminaciones.
En tanto, Gaudio, de futuro incierto, probará suerte con el español Ventura (28 años), que actualmente ocupa el puesto 87 del ránking mundial.
El campeón de Roland Garros (176) declaró que tomará una decisión respecto de la continuidad de su carrera profesional, después de Viña del Mar y Buenos Aires (18 al 24 de febrero próximo).
Gaudio jugó por última vez un torneo ATP en Umag, Croacia, en julio pasado y fue eliminado en primera ronda por el español Rubén Ramírez Hidalgo.
Posteriormente, el tenista de Temperley se presentó sin éxito en cinco challengers hasta que una lesión lo dejó afuera del circuito por el resto de la temporada.
En 2008, Gaudio sólo jugó el challenger de Miami con resultado idéntico: eliminado en la fase inicial por el japonés Kei Nishikori, en dos sets.
Además, otros diez argentinos tienen definidos sus partidos de primera ronda en Viña del Mar.
Dos de ellos se enfrentarán entre sí como Mariano Zabaleta (104) y Diego Hartfield (107).
Por su lado, Carlos Berlocq (75) se cruzará con el francés Nicolás Devilder (115), mientras que el cordobés Agustín Calleri (41) lo hará con el peruano Luis Horna (76 y defensor del título).
Además, el misionero José Acasuso (63) tendrá como adversario inaugural al australiano Peter Luczak (90), mientras que el porteño Juan Pablo Brzezicki (97) se topará con el español Oscar Hernández (60).
Por su parte, el tandilense Juan Mónaco (23) tendrá en el estreno al ecuatoriano Nicolás Lapentti (111), el bonaerense Juan Ignacio Chela (20) al italiano Fabio Fognini (94) y el oriundo de Temperley, Martín Vassallo Argüello (77), se medirá con el francés Olivier Patience (110).
Por último, el porteño Sergio Roitman (72) será el rival del local Nicolás Massú (69).

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico