Docente amenazada por padre de un alumno pidió protección

El lunes de la semana pasada, inmediatamente después de enviar un enlace virtual al padre de uno de sus alumnos por cuestiones educativas, el individuo la llamó a su teléfono celular para proferirle amenazas y ahora pide protección.

Se trata de Vanesa Costancio, maestra de la Escuela Primaria N° 29 ubicada en el barrio 3 de Febrero de Caleta Olivia y a mediodía de hoy acudió al edificio de los Juzgados de Instrucción para solicitar reguardo de su integridad física.

El motivo de ese pedido se debe a que el lunes de la semana pasada, inmediatamente después de enviar un enlace virtual al padre de uno de sus alumnos por cuestiones educativas, el individuo la llamó a su teléfono celular para proferirle amenazas.

La docente radicó la denuncia ante una Comisaria y hoy, acompañada por otras personas acudió a los tribunales para saber si ya se había iniciado una causa, donde fue recibida en principio por un fiscal, Carlos Borges, quien le informó que las actuaciones ya habían sido giradas al Juzgado N° 1 a cargo de Marcos Pérez Soruco.

Sin embargo, en este último foro una empleada le hizo saber que aún no se había emitido la orden de restricción perimetral contra el presunto agresor verbal.

Costancio, quien es una referente del Partido Obrero, no dio a conocer la identidad del individuo, pero este medio pudo saber que respondería a las iniciales JS y que ya tendría antecedentes de maltrato y amenazas a otros docentes.

Incluso en 2020 se hizo un pedido de intervención a la Secretaría de la Niñez pero no hay constancia de que ese organismo haya actuado.

Respecto a su caso personal, precisó que el lunes le envió un enlace para anunciar el horario de una clase virtual para su hijo “ya que por ahora es único vínculo que tenemos con los estudiantes”.

“Este tutor me llamó luego telefónicamente diciendo que su hijo no se iba a conectar porque no tenía los medios. Por ello le pedí que se comunicara con equipo de gestión de la escuela y fue entonces que me respondió de mala manera, diciéndome: vos sos Vanesa Costancio, se donde viví y voy a ir a tu casa a explicarte como son las cosas”.

“Esto me dio mucho miedo. Yo no lo conozco personalmente y era mi primer contacto que tenía con esta persona y me fui enterando a través del equipo de gestión de una serie de actas que se labraron por amenazas que hizo a otras docentes, tanto de la escuela donde yo trabajo como de otros establecimientos” puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico