Domiciliaria para Rubén Crespo luego de una operación

Rubén Darío Crespo, dirigente del gremio de la UOCRA local, se encontraba en la alcaidía por una condena por tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y portación de arma de fuego de guerra. El lunes fue sometido a una intervención quirúrgica y tras recibir el alta ayer, se le otorgó el arresto domiciliario para su recuperación.

Rubén Darío Crespo, dirigente del gremio de la UOCRA local, se encontraba hasta el pasado lunes en la alcaidía cumpliendo una condena por tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y portación de arma de fuego de guerra.

Ayer miércoles, tras una intervención quirúrgica a la que fue sometido el lunes en una clínica privada, se le otorgó el beneficio del arresto domiciliario para su recuperación.

En diciembre el juez de Ejecución, Alejandro Soñis, ordenó que se haga efectivo el cumplimento de la pena de tres años de prisión efectiva de Rubén Crespo en un centro de detención, negando el pedido de su defensor de continuar con la prisión domiciliaria tras sufrir un esguince.

"Físicamente no se puede valer por sí mismo, está en sillas de ruedas", dijo el defensor en tal oportunidad, pero la Fiscalía sostuvo que no se reunían los requisitos que exige la normativa para el arresto domiciliario. Crespo adujo tener hipertensión y "fobia al encierro".

Crespo fue condenado por tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y portación de arma de fuego de guerra en un juicio abreviado celebrado el 29 de septiembre a tres años de prisión efectiva.

LOS HECHOS SOMETIDOS A JUICIO ABREVIADO

El primer ilícito aconteció el pasado 4 de septiembre de 2014 y se calificó legalmente como “tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal”. En tanto que el segundo hecho incluido en el abreviado acaeció el 26 de abril de 2017 y su encuadre legal fue “portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal, sin intención de utilización con fines ilícitos”, ambos en calidad de autor.

Finalmente la jueza penal, Gladys Olavarría, resolvió homologar el acuerdo abreviado, condenando a Crespo a la pena de “tres años de prisión de cumplimiento efectivo, multa de $ 6000 e inhabilitación especial para el uso armas de fuego por el lapso de 6 años”.

El primer ilícito incluido en el abreviado ocurrió el 4 de septiembre de 2014, siendo las 16:10 horas, cuando un Oficial Principal de la Brigada de Investigaciones, procedió a dar cumplimiento a la orden de allanamiento y registro domiciliario, ordenada por el juez penal José Rago, en la investigación del homicidio de Néstor Vázquez. Motivo por los cuales se constituyó en el domicilio sito en Zona de Quintas II, Bº 71 viviendas de ésta ciudad, donde reside el imputado Rubén Crespo, circunstancias en las que Crespo hace entrega voluntaria de un arma de fuego tipo revolver, calibre 22 mm., del que no contaba con autorización legal para tenencia y/o portación. Asimismo se halló y secuestro, en la cocina-lavadero, detrás de la cocina a gas una carabina semiautomática, calibre 22 mm.

De acuerdo a la pericia balística las dos armas son aptas para el disparo. Por último, conforme surge de los informes del RENAR y REPARCH, Rubén Darío Crespo carece de autorización legal para portación y/o tenencia de arma de fuego.

El segundo hecho se produce el pasado 26 de abril de 2017, siendo las 0:31 cuando el imputado Rubén Crespo circulaba a bordo de una camioneta Toyota SW4, en la intersección de las calles Malvinas y Artigas colisionó con dos rodados y se dio a la fuga. Un testigo da aviso a la autoridad policial, aportando datos y el dominio de la camioneta. Así personal de la Seccional Tercera logra detener la camioneta mencionada en la intersección de las calles Kennedy y Patagónico. Cuando Crespo se baja del rodado arroja un arma de fuego Bersa, calibre 380, en inmediatas condiciones de uso, careciendo de permiso para ello y es detenido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico