Dos delincuentes “con acento dominicano” asaltaron un bar

La Brigada de Investigaciones y personal de la Seccional Segunda están tras los pasos de dos asaltantes que ingresaron el lunes al bar “La Tana” y golpearon en la cabeza a la propietaria para llevarse 17 mil pesos entre recaudación y ahorros.

 El martes a las 21:30, en Mendoza al 100 -entre Córdoba y Entre Ríos-, dos clientes del bar “La Tana” se levantaron de repente de su mesa y se marcharon. De inmediato tocaron a la puerta dos hombres mayores.

La propietaria del local (a quien todos llaman “la Tana”) les abrió y ese fue su error. Es que de inmediato dos delincuentes la redujeron y se llevaron alrededor de 17 mil pesos en efectivo.

Para ingresar al bar, si no está abierta la puerta hay que golpear. Es que el acceso principal carece de picaporte del lado de afuera, por lo que la propietaria o quien esté de encargado del bar en ese momento se asegura de que el que ingresa al comercio resulte confiable.

Es que esa zona de bares del barrio Jorge Newbery suele ser muy frecuentada por “gente pesada de la noche”. Entonces si es conocido, entra; sino debe seguir su camino.

Hace cuatro años que el bar “La Tana” funciona allí, detrás de la cancha del club Jorge Newbery. Y según los empleados nunca antes habían sufrido un hecho de inseguridad de tal magnitud, como el de anteanoche que tuvo como víctima a la propia dueña, sorprendida por dos hombres “con acento dominicano”, según les dijo a la Policía.

Contó que les abrió desde adentro porque uno de ellos le dijo desde el otro lado que tenían intenciones de comprar algunas bebidas. Por eso una vez que les abrió se dirigió hacia la barra. Entonces, uno la sorprendió por la espalda, le pegó una trompada en la cabeza y la arrojó al suelo.

El otro, mientras tanto, se dirigió hacia la caja registradora y se llevó unos 7 mil pesos. Lo que se presume es que los delincuentes tenían algún tipo de información sobre el manejo del dinero en el local porque, además del efectivo recaudado, buscaron debajo de la caja en un compartimento donde se alzaron con unos 10.000 pesos que habían guardados.

La víctima acusa escoriaciones en el rostro y un fuerte golpe en la cabeza. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico