Dos heridos graves dejó un choque frontal en el camino del Centenario

Un Chevrolet Corsa afectado al servicio de remis y un antiguo Ford Escort chocaron ayer a las 9, casi de frente, en el camino del Centenario. Dos personas resultaron lesionadas. Bomberos rescató de entre los hierros al acompañante del Escort que fue hospitalizado con una fractura en una pierna. El pasajero del remis también debió ser enyesado en su brazo derecho.

En una de las curvas del camino del Centenario, se produjo ayer por la mañana el choque de dos automóviles, con el saldo de dos lesionados graves.
Según la información recabada por Diario Patagónico un llamado telefónico de Defensa Civil alertó a la policía de un choque con heridos en el sector de pendientes del camino alternativo que una el barrio Pietrobelli con la zona norte de Comodoro Rivadavia.
Al lugar arribó una comisión policial de la Seccional Primera, a cargo del oficial Pablo Alvarez, que al observar la magnitud del choque dio intervención al equipo de Rescate de Bomberos Voluntarios para la extricación de uno de los heridos.
Los vehículos involucrados fueron un Chevrolet Corsa, dominio JVE 353, al servicio de remis “Tehuelches” y un antiguo Ford Escort, patente SSE 966.
El Escort descendía en dirección a Kilómetro 3, conducido por Mateo Medina Oviedo, acompañado por Bernardo Zamudio.
Mientras, el remis ascendía en dirección al barrio Pietrobelli y era conducido por Luis Alberto Mamani mientras que como pasajero viajaba Michael Curapil.
De acuerdo a la información recabada por la policía, el Escort habría sufrido un desperfecto mecánico, por lo que sin control se habría cruzado de carril en plena curva y terminó siendo embestido por el remis en su lateral derecho.
De ese modo, Bernardo Zamudio, el acompañante del vehículo impactado quedó aprisionado entre los hierros retorcidos.
Zamudio debió ser rescatado por personal de Bomberos que cortó la puerta con una herramienta especial. El hombre, de 40 años, sufrió una fractura en la tibia de la pierna derecha y cortes en el rostro por lo que debió ser hospitalizado. Mientras, el conductor del Escort sólo sufrió traumatismos fuertes.
En cuanto al chofer del remis resultó ileso, pero su pasajero sufrió una fractura en su brazo derecho y debió ser enyesado.
El conductor del Escort -quien habría manifestado a la policía que el motor del auto se paró y que desde ese instante la dirección no le respondió- fue sometido por personal municipal de Tránsito a un control de alcoholemia que arrojó resultado negativo.
La Policía secuestró los dos vehículos de manera preventiva e inició las actuaciones correspondientes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico