Dos vecinos limpiaron y crearon un parador en playa Las Golondrinas

Por iniciativa propia, Claudio Mendoza y Claudio Moyano, están logrando “cambiar la cara” de la popular playa conocida como Las Golondrinas, ubicada a 26 kilómetros al sur de Caleta Olivia, por la Ruta 3. Retiraron varias toneladas de escombros, colocaron luces, redes de vóley, juegos para niños, tachos para basura y esperan terminar un parador antes del comienzo de la temporada estival.

Caleta Olivia (agencia). Un equipo periodístico de Diario Patagónico se acercó hasta ese lugar para conocer la tarea de estos vecinos, ambos de 37 años y oriundos de esta ciudad quienes anteriormente se ganaban la vida juntando algas para venderlas a una empresa de Bahía Bustamante.

Ahora decidieron invertir sus ahorros procurando crear una especie de camping junto al mar, buscando otro tipo de sustento, beneficiando al mismo tiempo a cientos de familias que buscan un sitio de esparcimiento junto al mar.

Desde hace más de dos meses trabajan allí, albergándose en una especie de refugio que les fuera cedido por sus propietarios, “Fito” Gordillo y “Lalo” Carrizo, al cual remodelaron y le colocaron energía utilizando un grupo electrógeno.

Contaron que la decisión de llevar adelante este emprendimiento la tomaron en forma conjunta durante una época en la que prácticamente no había algas útiles y consideraron que “algo tenemos que hacer”.

INICIATIVA A TODO PULMON

Lo más sorprendente es que tanto la colocación de juegos, la iluminación y sobre todo la limpieza de varias toneladas de basura que sacaron del lugar la realizaron a pulmón por ellos mismos y algunos amigos que sumaron su colaboración..

Demarcaron sobre la playa en baja marea canchas de fútbol, tenis y vóley; repararon carteles atravesados por disparos de arma de fuego en el trayecto que va de la ruta a la playa, iluminaron la zona cercana a lo que será el parador y , colocaron cintas refractarias para evitar accidentes, entre otras cosas

Además, tienen en mente otra infinidad de proyectos para desarrollar en ese mismo lugar, algunos de los cuales  implica la colocación de carteles concientizadores e indicativos, lomos de burro, arcos de fútbol, baños públicos y parrillas.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

Por otra parte, hicieron saber que ambos pasan la mayor parte del día allí y que incluso durante un fin de semana pasado ya arribaron más de mil personas a quienes amablemente se acercan con un tacho de basura para indicarles que mantengan la limpieza.

También recorren la zona de punta a punta en un cuatriciclo de gran cilindrara para solicitar a la gente que se queda a acampar que en horas nocturnas mantengan la música en un volumen bajo para no molestar a las demás familias que pernoctan allí.

Asimismo, intentan que los automovilistas transiten por allí a baja velocidad para evitar accidentes debido a la presencia de numerosos niños que vistan esa playa con sus padres.

También tienen en mente bautizar a su parador con el nombre de “Las Golondrinas” y vender gaseosas, carbón, leña, hielo y demás artículos que son indispensables de llevar a una playa.

AGRADECEN DONACIONES

Mendoza y Moyano también agradecieron la colaboración de las familias Bermúdez, Carrasco, Cufoni, Sánchez y Bordón quienes donaron distintos elementos, muchos de los cuales fueron reciclados para ser colocados en la costa, como ser sogas, caños y chapas. La misma expresión tuvieron para con la ferretería Malvinas, Julio Ríos, Richard Agüero, maquinistas de Truncado “y a todos aquellos que aportaron su granito de arena para que ese avance fuera posible”.

Paralelamente hicieron saber que diariamente transportan hasta allí entre 500 y 600 litros de agua para los sanitarios y para regar plantas y árboles que colocaron en diferente sitios.

Por si esto fuera poco, señalaron que también desean implementar juegos recreativos para adultos como ser un palo enjabonado, tejo y sapo entre otros e incluso piensan intalar cámaras de seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico