Drogas y prostitución: el pasado del árbitro de la final de la Champions League

Slavko Vincic dirigirá Borussia Dortmund-Real Madrid. El esloveno de 44 años tiene un terrible pasado.

La final de la Champions League entre Real Madrid y Borussia Dortmund se definirá en el estadio de Wembley, donde el encargado de impartir justicia será el árbitro esloveno Slavko Vincic, quien estuvo preso por tráfico de drogas y prostitución.

El juez nacido en Eslovenia es internacional desde 2010, por lo que tiene una vasta experiencia dirigiendo partidos internacionales, entre ellos le tocó pitar en el Argentina vs. Arabia Saudita del Mundial en Qatar, las semifinales de la Nations League 2023 entre España e Italia, entre otros, aunque este será el más importante de su carrera.

No obstante, su hecho más relevante pasó fuera de una cancha de fútbol: en 2020, Vincic se encontraba en una cabaña en Bijeljina, Bosnia y Herzegovina, cuando fue detenido por presunta vinculación con una red de prostitución, de tráfico de drogas y armas. Las autoridades descubrieron a nueve mujeres, 26 hombres, 14 paquetes de cocaína, 10 armas de fuego, tres chalecos antibalas y más de 10 mil euros en efectivo.

El árbitro se encargó de negar todo tipo de acusaciones: "No tengo nada que ver con eso. Acepté una invitación para almorzar, que resultó ser mi mayor error. Me arrepiento de ello. Estaba sentado en una mesa con mi compañía, de repente vino la Policía y sucedió lo que sucedió", explicó en su momento. Vincic se encontraba comiendo junto a Tijana Maksimovic, presunta líder de la red de prostitución, publicó minuto uno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico