DT de Vélez defendió a los dos jugadores separados por abuso

Mauricio Pellegrino se refirió a la imputación de abuso sexual que pesa sobre los futbolistas. "Tienen derecho a trabajar", expresó.

El entrenador de Vélez, Mauricio Pellegrino, se refirió a la imputación de los futbolistas Thiago Almada y Miguel Brizuela en una causa por abuso sexual, que desencadenó que ambos sean apartados del plantel, y sostuvo que "por más que tengan una acusación, todos tienen derecho a estar en su trabajo".

"Hablamos con Almada y Brizuela, estamos obedeciendo las órdenes del club y aguardando que se solucione lo más pronto posible a través de la Justicia", manifestó Pellegrino en conferencia de prensa. "Tenemos que estar todos unidos, ojalá pueda contar con los jugadores lo más pronto posible. Yo no conozco nada, soy un ignorante en estas cuestiones judiciales, pero creo que todas las personas, por más que tengan una acusación, tienen derecho a estar en su trabajo", agregó.

No obstante, remarcó: "Entiendo que hay una situación que nos excede y que es más importante que lo futbolístico. Con el plantel ya lo hemos hablado y hoy de nuevo, para nada es la imagen que queremos proyectar de Vélez. Somos noticia por algo que no estamos satisfechos pero lo afrontamos igual".

Por su parte, Mariano Cúneo Libarona, abogado de Almada, cuestionó la decisión de la dirigencia de Vélez de separar al futbolista del plantel junto a Brizuela. "No se puede separar del plantel a un futbolista solo por una denuncia, Vélez debería acompañar y apoyar al jugador en este momento. No está cuidando su patrimonio, la sanción es arbitraria porque no hay pruebas contra Almada", expresó el letrado en declaraciones al canal TyC Sports.

"Almada niega completamente el hecho que le imputan de una violación, hay más de 20 personas que estuvieron en lugar que contradicen la imputación. Thiago dice que no hubo un hecho forzado, cambiaron la declaración porque el otro acusado no vende. Lo que venden son los jugadores y, dentro de los jugadores, el que más vende es Thiago", sostuvo Cúneo Libarona.

En la misma línea, añadió: "Los dichos de la víctima solos no alcanzan, sino rompamos el principio de inocencia y la Constitución. Digamos que a partir de ahora la chica imputa y el señor tiene que ir preso y hay que quemarlo en una hoguera. Acá tiene que haber un juicio, para que luego haya un veredicto y una sentencia final".

En principio, el último viernes, la denunciante de 28 años detalló que subió a una habitación para tener relaciones consentidas con Thiago Almada, pero en un momento ingresó Brizuela, al que intentó apartar sin éxito del acto y, junto a otra mujer, los tres comenzaron a realizarle prácticas sexuales sin su aprobación.

Todo ocurrió el 4 de diciembre pasado, cuando en la casa del delantero Juan Martín Lucero en un country de San Isidro se llevó a cabo una fiesta en la que participó, además de los mencionados, el mediocampista Ricardo Centurión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico