Duras críticas a una nueva polémica medida de Macri

La polémica estrategia avalada por Mauricio Macri para terminar con el corte de calles en la ciudad fue recibida con fuertes críticas por dirigentes gremiales y piqueteros, que coincidieron en calificar como "inconstitucional" la posibilidad de que se sancione, no sólo a los protagonistas de las protestas sino también a los líderes que las organicen.

Ayer, el ministro de Justicia y Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández consideró ayer que no es novedosa la propuesta del fiscal general porteño contra los cortes de calles en la ciudad.
«Si yo no cuento lo que hace el Gobierno nacional pareciera que descubrimos el agujero del mate. Pero esto se hace todo el año: en 2007 hubo 1.204 casos que fueron denunciados por la Policía Federal a los que los fiscales les ordenaron que no adopten ningún temperamento», sostuvo en una conferencia de prensa que tuvo lugar desde la Casa Rosada.
Con matices, los representantes de distintas agrupaciones consultados apuntaron sus cuestionamientos más duros contra el propio Macri, a quien acusaron de querer «judicializar la protesta social».
Coincidieron además en plantear que detrás de las declaraciones del fiscal general porteño, Germán Garavano se vislumbra lo que llamaron una «amenazante política» del jefe de gobierno para aplacar el reclamo callejero.
El fiscal reveló la nueva política para impedir los cortes, que cotidianamente complican a los vecinos.
«Esto forma parte de las decisiones unilaterales que viene tomando el gobierno de la ciudad. Está ligado a la política de Macri de querer resolver los problemas sociales con medidas ejemplificadoras que en ningún caso resuelven los problemas de fondo», evaluó el secretario gremial de ATE Capital, Pablo Miceli.

MAS CRITICAS
Las críticas al jefe de gobierno no se detuvieron allí. «Macri pretende volver a tratar de cortar el hilo por lo mas delgado, tapar el sol con la mano», embistió.
En la misma línea, el dirigente defendió «el derecho constitucional a protestar» y afirmó que los trabajadores «no salen a la calle por gusto, sino para hacer público sus reclamos».
Además, afirmó que su gremio avisa «con varios días de anticipación» cada una de sus movilizaciones, tanto a las autoridades, nacionales como de la Ciudad y denunció que muchas veces los avisos «se cajonean sin ser registrados».
Enseguida, advirtió: «El fiscal cree que va a callar la protesta social, pero eso sólo va a ocurrir cuando haya soluciones de fondo».
El responsable de la sección porteña de la UOCRA, -el gremio de la construcción cuyos integrantes fueron obligados por la justicia a pintar escuelas por haber protagonizado una jornada de piquetes sorpresivos el mes pasado-, coincidió con Miceli en pedir «soluciones» a los reclamos del sindicato.
«Una obra que no se controla significa la muerte de un compañero. Estamos teniendo un Cromagnón por año y somos ignorados», afirmó Rubén Pronotti.
El dirigente justificó los cortes simultáneos que la Uocra encabezó en diciembre a partir de la situación que, según describió, atraviesa el sindicato.
«No nos podemos quedar de brazos cruzados frente a las muertes y accidentes que ocurren todos los días en las obras. En la medida en la que se trate de la vida de nuestros compañeros vamos a hacer todo lo que sea necesario», añadió Pronotti.
De todas maneras, afirmó que el gremio «apuesta al diálogo» y que el raid de cortes de calles que le valió sanciones a la Uocra respondió al «hartazgo» del sindicato y la falta de soluciones concretas a las demandas.
También apuntó contra Maci y contra el fiscal Garavano: «Acá el que tiene el poder para hacer que las cosas cambien es Macri. Y el fiscal podría ocuparse de las contravenciones graves que hay en las obras más que en ordenar el tránsito», embistió.
Desde el Polo Obrero, Marcelo Ramal planteó sus cuestionamientos a partir de un conflicto de derechos.
«El planteo del fiscal es una clara restricción a los derechos constitucionales de protesta y de expresión. Estos derechos siempre están en relación a la oportunidad para ejercerlos», planteó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico