Eduardo Castro: "me gustaría que el equipo se adapte a las variables que pueda tener el partido"

Cauto y con la conciencia de que tres resultados ponen en aprieto a cualquier equipo de la zona, el director técnico de Jorge Newbery espera presentar un plantel protagonista y ofensivo en la cancha. Sin dejar de lado el plantear un juego inteligente, dado que es muy poco el margen de error en la primera fase.

por Angel Romero

a.romero@elpatagonico.net

Quedan días para el inicio del Torneo Regional Amateur de fútbol 2019, y en Jorge Newbery ya se preparan para el debut ante Racing de Trelew por la primera fecha de la zona.

Medido, cauto y previsor, el entrenador del “lobo”, Eduardo “Pepe” Castro analizó los días previos al inicio con El Patagónico, antes de comenzar la práctica, que pretende aceitar mañana cuando defina el esquema de juego y los probables once.

“A mí me gusta variar los esquemas y los sistemas. Y si bien tenemos una o dos variantes que utilizamos el año anterior, ello lo iremos viendo con el correr de los partidos. Porque si bien en la pretemporada la cantidad de amistosos que esperábamos, me gusta la actitud que los chicos le pusieron cuando nos medimos con Madryn y Defensores de La Ribera”, sostuvo.

“Los amistosos siempre sirven para ganar ritmo de juego y ver cómo se adaptan los refuerzos. Por parte de Newbery, vamos a presentar un esquema ofensivo y siempre buscando el arco de frente, que es lo que tiene que hacer Newbery como club grande y protagonista del torneo. No por ello, tampoco nos vamos a ir en ser protagonistas a cualquier costo. Acá tres resultados negativos te pone en la cuerda floja. Es muy rápida la primera ronda. Y si bien con la subcomisión de fútbol no hay nada hablado, hay un acuerdo tácito que da por descontado clasificar a la siguiente ronda”, afirmó.

Respecto al plantel, solo el defensor Ariel Rubio cuenta con un desgarro leve que lo pondría como el único jugador en duda a estar a disposición del entrenador.

“Me gustaría que el equipo se adapte a las variables que pueda tener el partido. A mí me gusta siempre ser ofensivo. Al principio ser protagonista e ir a buscar el resultado, no esperar nada. Pero también es cierto que en este tipo de torneos hay que ser inteligente y saber controlar estos impulsos. Porque no es bueno ser tan protagonista y ofensivo. Y sí cuando uno pasa al frente ordenarse de manera que el rival no pueda vulnerar. Pero eso requiere un trabajo que muchas veces en este tipo de torneos por ser cortos, y por la llegada de refuerzos no se logra. Por eso para nosotros es muy importante la base de jugadores que quedaron del año pasado, porque son ellos quienes tienen que manejar este tipo de situaciones”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico