EE.UU. levanta en forma parcial el bloqueo a Cuba a partir de hoy

Autoriza el viaje de estadounidenses a la isla con fines específicos y el uso de sus tarjetas de crédito. También amplía las relaciones comerciales y financieras, cuadruplica el monto autorizado para envío de remesas y flexibiliza las telecomunicaciones.

 El gobierno de Estados Unidos anunció ayer importantes medidas que levantan parcialmente desde hoy el bloqueo a Cuba, autorizan el viaje de norteamericanos a la isla con fines específicos y el uso de sus tarjetas de crédito, amplía las relaciones comerciales y financieras, cuadruplica el monto autorizado para envío de remesas y flexibiliza las telecomunicaciones.

Las enmiendas a las sanciones contra Cuba comunicadas ayer por el Departamento de Comercio y el Departamento del Tesoro apuntan a acelerar la normalización de las relaciones diplomáticas con ese país, anunciados por el presidente, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, el 17 de diciembre pasado.

Las medidas facilitarán los viajes de los estadounidenses a la isla sin autorización previa del gobierno siempre y cuando sean con fines específicos, como visita a un familiar, por cuestiones de trabajo o por actividades periodísticas, educativas, deportivas, religiosas y culturales.

Los nuevos pasos para la normalización de las relaciones bilaterales, sin embargo, no incluyen los viajes de los estadounidenses con fines turísticos, que siguen estando restringidos.

El paquete de medidas aumenta a su vez los límites de los envíos de remesas a la isla de 500 a 2.000 dólares por trimestre, autoriza a las instituciones financieras estadounidenses a abrir cuentas en sus contrapartes cubanas con el objetivo de facilitar el proceso de transacciones y permite otras actividades en el área de telecomunicaciones, servicios financieros, bancarios y de comercio.

“El anuncio de hoy nos lleva un paso más cerca de reemplazar políticas anticuadas que no estaban funcionando y pone en su lugar una política que ayuda a promover la libertad política y económica a los cubanos”, afirmó el secretario del Tesoro, Jack Lew.

Agregó que los cambios “tendrán un impacto positivo directo con más participación y empoderamiento del pueblo cubano. Las regulaciones enmendadas facilitarán además negocios autorizados para exportadores de Estados Unidos y mejorarán las comunicaciones y el comercio” bilateral.

A los estadounidenses autorizados a viajar a la isla se les permitirá “importar 400 dólares en bienes desde Cuba, de los cuales no más de 100 dólares pueden consistir en productos de tabaco y alcohol combinados”, precisó el Departamento de Tesoro a través de un comunicado.

También se facilitará la venta y donación de productos para facilitar la comunicación de los cubanos, como teléfonos móviles, televisores, grabadoras y software.

El plan autoriza, asimismo, actividades para promover el crecimiento de pequeñas empresas y para “apoyar” a los cubanos, en temas como “exportación y reexportaciones” en las áreas dedicadas a “mejorar las condiciones de vida y el apoyo a las actividades económicas independientes; fortalecimiento de la sociedad civil y mejoramiento de las comunicaciones”, detallaron desde el Departamento de Comercio y del Tesoro.

Estas medidas relajan el bloqueo contra Cuba aplicado desde hace más de 50 años, considerado ahora como “fracasado” por el gobierno, aunque no puede ser anulado totalmente porque está establecido por ley del Congreso, cuya mayoría republicana y sectores demócratas rechazan su levantamiento.

LEVANTAR EL EMBARGO

Sin embargo, el congresista demócrata estadounidense Bobby Rush presentó el lunes último un proyecto de ley en la Cámara de Representantes para levantar el embargo comercial a la isla.

La oficina del congresista en Washington confirmó ayer que Rush presentó su proyecto de ley, titulado “Para levantar el embargo comercial a Cuba y otros propósitos”, a varios comités de la Cámara Baja, entre los que se encuentran el de Agricultura, el de Energía y Comercio, el de Servicios Financieros, el de Asuntos Exteriores y el de Asuntos Judiciales.

En tanto, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo, a través de un comunicado, que “aumentar los viajes, el comercio y el flujo de información a Cuba y desde Cuba permitirá a Estados Unidos avanzar mejor en nuestros intereses y mejorará la vida de los cubanos de a pie”.

Earnest consideró que la política de aislamiento que Washington mantuvo hacia la isla durante 50 años “no ha funcionado”. “Creemos que la mejor forma de fomentar nuestros intereses es a través de la apertura, en vez del aislamiento”, insistió el vocero.

Tras más de 18 meses de negociaciones secretas, el 17 de diciembre Obama y Castro anunciaron que restablecían relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de enfrentamiento, y reconocieron el papel jugado por el papa Francisco y Canadá para facilitar este acuerdo.

Las medidas anunciadas ayer siguen a la liberación por parte de Cuba, desde la semana pasada, de 53 presos que Washington consideraba políticos.

Mientras, la organización Cubanow aplaudió ayer en Miami la decisión del gobierno de Estados Unidos de levantar parcialmente las sanciones a Cuba, y su director, Ric Herrero, afirmó en un comunicado que las medidas constituyen “un paso trascendental” para facilitar cambios en el sistema político cubano.

“Aplaudimos a la Administración por actuar rápidamente para expandir el flujo de contactos y recursos de los Estados Unidos al pueblo cubano”, dijo el responsable de Cubanow, una organización del exilio cubano partidaria de levantar el embargo y de abrir vías de diálogo con la isla.

A diferencia de otros grupos del exilio en Miami, contrarios a esta nueva política de Obama, para Cubanow estos cambios normativos fortalecerán a los individuos y al pueblo cubano para convertirlo en “catalizador” y lograr “cambios significativos” en Cuba.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico