Egipto: Piden la renuncia de Mursi y crece la tensión

Miles de personas volvieron a salir a las calles en El Cairo y otras ciudades para exigir la renuncia del presidente y pedir justicia por la muerte de manifestantes. Hubo 34 heridos por la represión.

Al grito de “Que se vaya”, los opositores fueron llegando a lo largo de la jornada a la emblemática plaza de Tahrir, donde acamparon en señal de rechazo contra los Hermanos Musulmanes, el partido de Musri.
Las protestas callejeras se produjeron desafiando a los clérigos musulmanes de línea dura que emitieron esta semana edictos religiosos (fatwas) pidiendo el asesinato de los líderes de la oposición.   Portando banderas egipcias e imágenes de los muertos en los disturbios, los manifestantes salieron a las calles de El Cairo, Alejandría, Port Said y varias ciudades del delta del Nilo donde la popularidad de la Hermandad fue fuertemente erosionada.
“¡Abajo el imperio de la Guía!”, gritaron las multitudes, refiriéndose al máximo líder de la Hermandad, Mohamed Badia, que aseguran es el poder detrás del trono.
En Kafr el Sheik, unos 180 kilómetros al norte de El Cairo, la policía lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes reunidos delante de la oficina del gobernador, Saad el Husseini, quien es miembro de la Hermandad Musulmana.
  En tanto en Alejandría, la multitud derribó un emblema de la Hermandad Musulmana y quemó el frente de la oficina del grupo, mientras que las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes frente a la oficina del gobernador.
  Del mismo modo, en Tanta, también al norte de El Cairo, las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos en enfrentamientos con manifestantes que lanzaron piedras.
  Una serie de grupos opositores convocó también a protestas en otros puntos de la capital como en las inmediaciones del Palacio Presidencial, cuyas medidas de seguridad fueron reforzadas ante el temor a posibles incidentes.
  En ese lugar se sucedieron el pasado fin de semana choques entre jóvenes y las fuerzas del orden egipcias en los que murieron al menos dos personas y cientos resultaron heridas, dentro de una ola de violencia que días antes se había cobrado la vida de más de cincuenta personas.
 Los organizadores de la protesta colocaron un gran cartel en el escenario principal de Tahrir en el que se leía “El pueblo de Egipto y Túnez”, en solidaridad con los tunecinos tras el asesinato el miércoles del político opositor Chukri Bel Aid, en ese país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico