Ehnes acusó a docentes de "sustraer recursos" de Educación para su beneficio personal

El exsubsecretario de Recursos del Ministerio de Educación, Daniel Ehnes, renunció el lunes junto a Leonardo De Bella. El exfuncionario acusó a docentes de “sustraer recursos” de Educación para su beneficio personal. "Hablo de personajes que son los que fogonean y operan para, a través del conflicto permanente, no perder e incluso obtener más privilegios de los que no gozan, ni están de acuerdo, la mayoría de los que trabajan por y para la educación pública”, cuestionó Ehnes.

El lunes fue un día de renuncias en el Gobierno provincial. Es que el ministro de Educación, Leonardo De Bella, y el subsecretario de Recursos, Apoyo y Servicios Auxiliares, Daniel Ehnes, presentaron su renuncia ante el gobernador Mariano Arcioni. Habían asumido el jueves 2 de mayo, hace menos de cuatro meses.

Ehnes no se quiso ir sin realizar graves acusaciones contra un sector de los docentes que mantienen conflictos contra Provincia. Mediante su cuenta de Twitter el exfuncionario aseveró que “luego de 116 días de una experiencia cargada de aprendizaje, adrenalina e indignaciones, pretendo describir en una serie de hilos cómo detrás de un conflicto absolutamente genuino (incertidumbre de pagos) con medidas (a mi juicio) desproporcionadas, se esconden abusos y supuestos derechos que no hacen más que sustraer recursos de la educación para el beneficio personal de unos pocos actores del sistema”.

PRIVILEGIOS

“Hablo de personajes que son los que fogonean y operan para, a través del conflicto permanente, no perder e incluso obtener más privilegios de los que no gozan, ni están de acuerdo, la mayoría de los que trabajan por y para la educación pública”, criticó.

Ehnes también denunció el mecanismo que no permite conocer cuándo un cargo u horas cesan, por lo cual un docente continúa cobrando. “Lo primero que me llamó la atención es la falta de sistemas de control informatizados y la resistencia que hay a su aplicación o puesta en práctica permanente, como el control de novedades (altas y bajas de cargos u horas); control nominal de matrícula escolar (saber quiénes son los alumnos de cada escuela); y el control de partidas escolares (como se gastan los recursos en las escuelas). Este descontrol permite que no se informe cuándo un cargo u horas cesan y se les continúa pagando o se les paga de más al docente”, aseguró.

En este sentido, las críticas también alcanzan a sus antecesores, como Graciela Cigudosa y Gustavo Castán.

Además, el exfuncionario sostuvo que “cuando se detecta, pocas veces voluntariamente y muchas veces ni se detecta, se hacen informes de devolución. Actualmente detectados existen 54 millones de pesos en los bolsillos de docentes que devuelven a tasa 0% y en cómodas cuotas, que bien podrían invertirse en la reparación y mantenimiento de escuelas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico