El abril más violento de los últimos años en Comodoro Rivadavia

Se produjeron tres violentos crímenes en el mes y por ellos hay siete detenidos. Curiosamente todos ocurrieron en días domingo. Abelardo Liempis, Alan Nahuelmilla y Gustavo Fozziano fueron las víctimas de una violencia cada vez más enquistada en esta ciudad.

Se produjeron tres violentos crímenes en el mes que ayer concluyó y por ellos hay siete detenidos. Curiosamente todos ocurrieron en días domingo. Abelardo Liempis, Alan Nahuelmilla y Gustavo Fozziano fueron las víctimas de una violencia cada vez más enquistada en esta ciudad.

Abelardo Liempis tenía 25 años y todo indica que murió por elevar su voz y amenazar con una piedra al comerciante que poco antes le había vendido una caja de hamburguesas. Fue el domingo 8 de abril, alrededor de las 22.30 en la vereda del mercado “Daniela” del barrio Abel Amaya.

De acuerdo a lo que se reconstruyó en sede judicial, pagó sin chistar pero cuando le dijo el precio a su compañera, ésta se lo reprochó y entonces el manso se volvió iracundo y comenzó a insultar a la propietaria del comercio, a la par que envolvía lo que sería una piedra en su campera y comenzaba a revolearla cual boleadora, como para arrojarla a uno de los cristales del local.

Este hecho motivó que el dueño del negocio –de apellido Torrico Quinteros- saliera al exterior a enfrentar a Liempis, pero una cosa llevó a la otra e irrumpió en la escena el carnicero del comercio, Kevin Martínez (23), quien según la Fiscalía atacó por atrás a la víctima y lo hirió mortalmente con un cuchillo. Martínez se halla actualmente preso por homicidio simple.

“JUSTICIEROS” SALVAJES

El segundo crimen de abril en Comodoro no tiene precedentes, tanto que hasta sorprendió al juez de la causa, Alejandro Soñis, quien confesó: “jamás vi algo así”. La víctima de torturas y muerte se llamaba Alan Nahuelmilla y tenía 17 años. Los detenidos por este hecho son los hermanos Marcelo (35), Angel (33), Sebastián (26) y Kevin Ibáñez (19).

Aparentemente, el sábado 14 de abril a uno de los hermanos le ingresaron a robar a su casa, llevándole un televisor. Por ello salió enfurecido a hacer justicia por mano propia. Mientras convocaba a sus hermanos, alguien les dio el dato de quién había sido el ladrón y salieron a su caza. No lo encontraron, pero atraparon a Alan y a otro joven, de 19 años, a quienes cargaron en un vehículo y torturaron en una vivienda de la calle Los Duraznos al 1.600 (barrio San Martín) durante aproximadamente ocho horas. Tenían armas y los golpearon con puños y pies; también con objetos contundentes y a uno de los jóvenes le cortaron un pedazo de oreja con un alicate.

Finalmente los liberarían, pero para Alan ya era tarde. Alcanzó a llegar moribundo a la casa de un tío y moriría en la tarde del domingo 15 a causa de la brutal paliza. Hoy los hermanos Ibáñez permanecen detenidos y si son hallados culpables, podrían ser condenados a cadena perpetua.

MEDIACION TRAGICA

El domingo 22 a la madrugada, Gustavo Fozziano (38) dormía en su camioneta en Rocas Coloradas, a donde había a pescar con sus amigos tal como hacía habitualmente. Escuchó gritos, miró, vio que un grupo golpeaba a un joven y decidió bajar. Intentó convencer a los violentos pero le respondieron con una puñalada y una bala. Murió mientras sus amigos lo llevaban al centro de salud más próximo.

Según la reconstrucción posterior de los hechos la disputa había comenzado en Caleta Córdova por un partido de truco. Luego confluyeron todos en la playa, donde existe un refugio cuasi natural en el que algunos pernoctan. Justamente, uno de los miembros del grupo violento pretendió que le hicieran un lugar quienes ya estaban instalados allí y se encontró con uno de los integrantes del sector antagónico, Daniel Ruiz, por lo que corrió a buscar al resto de la banda. Eran cinco contra uno cuando intervino Fozziano, un vecino de Km 8 que gozaba del aprecio de todos los que lo conocían.

Por este hecho están detenidos Alberto Nicolás Núñez (31) y Claudio Fabián Hernández (36). Serían los homicidas. El resto del grupo recuperó la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico