El acusado de abuso sexual quedó en prisión preventiva

Se trata de un hombre de 34 años, quien fue denunciado de haber abusado a su hija menor de edad, en el año 2020, en la vivienda familiar del barrio Máximo Abásolo. Fue detenido durante el fin de semana por incumplir con la prohibición de acercamiento a la casa de su expareja. Por pedido fiscal, quedó en prisión preventiva.

El imputado de abuso sexual a su propia hija, identificado con las iniciales E.M.C., acumula una serie de causas contra su expareja enmarcadas en la violencia de género. Se lo identifica públicamente solo con las iniciales para resguardar el nombre de la víctima.

De acuerdo a la información judicial, E.M.C. fue imputado por “tocamientos” a su hija menor de edad en diciembre de 2020.

El imputado ya había dejado de convivir hace un largo tiempo en el domicilio familiar, aunque regresaba, ingresaba a la casa y golpeaba a su expareja.

El sábado último, E.M.C. incumplió la prohibición de acercamiento que pesaba en su contra y terminó detenido por desobediencia judicial. En ese marco, la fiscal María Laura Blanco le imputó tres causas por los delitos de violación de domicilio, amenazas y lesiones leves contra su expareja.

Ante los frecuentes incumplimientos judiciales, la fiscal pidió tres meses de prisión preventiva para E.M.C. y que se formalicen las investigaciones por ese mismo plazo.

La defensora María de los Ángeles Garro se opuso al pedido de la medida privativa de la libertad y requirió que solo se dicte la prohibición de acercamiento.

El juez Miguel Caviglia formalizó las causas y decretó la prisión preventiva del acusado por tres meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico