El agua se demoró por seis averías en el viejo acueducto

El gerente de la SCPL, Raúl Chicala, aseguró que durante la madrugada de hoy se restablecería el servicio tanto en Comodoro Rivadavia como en Rada Tilly y Caleta Olivia, pero en algunos barrios aún se encuentran sin el servicio.

Mientras algunos barrios de la ciudad vieron normalizado su servicio en la madrugada y otros recién en estos momentos están recibiendo agua, otros se encuentran sin el vital elemento.

El prolongado corte comenzó alrededor de las 20 del miércoles, cuando muchos ciudadanos recomponían sus propias reservas domiciliarias producto del corte del martes. Esta situación motivó ayer por la tarde una conferencia de prensa en la Sociedad Cooperativa Popular Limitada.

Allí el gerente general, Raúl Chicala y el secretario del Consejo de Administración, Guillermo Jones, detallaron las tareas que realizan las cuadrillas de la SCPL para reparar las seis roturas producidas en el viejo acueducto, en la zona de Cerro Negro.

Durante la tarde del miércoles se registró “una rotura compleja” en el denominado viejo acueducto sobre una pendiente. “En la trepada tenemos seis roturas de caños que no es poca cosa y que estos días hemos pasado trabajando para poder reparar esas pérdidas”, explicó Chicala.

“A todos hay que cambiar los caños, cada rotura es un caño. Una rotura brusca en el caño de más arriba explotó y esa onda expansiva produjo las cinco roturas restantes. Ese caño tiene 48 años y que tiene su desgaste natural”, dimensionó Chicala.

Originalmente se pensaba que eran cinco las roturas, aunque luego se detectó el sexto caño en falla a unos 350 me sobre el nivel del mar, y quedando una pendiente de otros 400 metros para poder llegar a la estación de bombeo de Cerro Negro.

Chicala dijo que las averías no tienen precedentes, dado que han llegado a romperse tres caños a la vez según los registros históricos. Las averías de esta Navidad duplican esa marca.

Por otro lado, el terreno donde se encuentran esas fallas complicó los trabajos de las cuadrillas de la cooperativa, donde las excavaciones se llenaron de agua. Por ello, más de 20 operarios, entre ellos soldadores, se encargaron de las tareas de reparación.

Además, Pan American Energy (PAE) prestó maquinas excavadoras y se encargó de la logística para trasportar caños.

“Todas las cuadrillas están trabajando y estamos viendo si tenemos suerte sobre última hora de hoy (por ayer), que yo lo dudo, podamos tener las reparaciones concluidas pero no lo creo posible porque es mucho trabajo”, admitió Chicala.

RESERVAS OPTIMAS

Durante la tarde de ayer las reservas del puesto La Mata, rozaban los 56.000 m3. El acueducto “nuevo”, continuaba su bombeo habitual, aunque la SCPL requería llegar al menos a los 80.000 m3 anoche para poder abastecer a la población.

Chicala comparó que en situaciones normales “si tuviéramos los dos caños en marcha podríamos largar el agua para suministro, pero lo consumiríamos en horas”.

El último nivel de reservas con un solo ducto bombeando, pero con el servicio cortado para la comunidad, había alcanzado la marca de 85.000 metros cúbicos el martes y al restablecerse el suministro en 24 horas se habían ido 55.000 m3, el consumo promedio de las tres ciudades que dependen del sistema. “Con un solo caño es muy difícil mantener las reservas”, subrayó.

“Es preferible acumular un poco más de reservas ingresando un volumen de 1.600 o 1.700 m3 hora en la cisterna del puesto La Mata. En horas de la noche (por anoche) estaremos en los 75.000 metros cúbicos y ahí tomaremos la decisión sobre si vamos a largar despacio el suministro”, evaluó el gerente general de la SCPL. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario