El amplio prontuario policial del delincuente que golpeó a los menores

Ayer por la tarde fue detenido Luciano Pablo Gauna por una serie de hechos delictivos. Ayer, habría golpeado a dos menores para robarles la bicicleta y fue detenido a las pocas horas. El joven de 25 años tiene amplios antecedentes policiales.

Este jueves por la tarde, dos adolescentes de 12 años fueron sorprendidos por dos sujetos, quienes atacaron a uno de ellos a golpes de puño para luego escapar con una bicicleta, un celular y una riñonera. El hecho sucedió en pleno barrio Pueyrredón.

Los jóvenes dieron aviso a la policía sobre lo sucedido y un grupo de efectivos que realizaban tareas preventivas a pie alertaron al resto de sus pares de manera inmediata para poder individualizar a los autores.

Minutos después, lograron dar con uno de los sujetos en inmediaciones de San José Jachal y avenida Chile quien contaba con varios de los elementos denunciados como sustraídos.

El detenido fue identificado como Luciano Pablo Gauna de 25 años, un joven conocido en el ambiente policial de Comodoro Rivadavia. El individuo posee amplios antecedentes vinculados a diferentes delitos.

En el mes de agosto, la vivienda de Gauna, ubicada sobre avenida Lisandro de la Torre, fue allanada en el marco de una investigación por un robo domiciliario en zona norte, siendo allí encontrado el vehículo en el que se movilizaban quienes perpetraron el delito. Además, en esa oportunidad, recuperaron un televisor 55" del domicilio.

Uno de los hechos más reconocidos en los que estuvo implicado sucedió el 28 de febrero del 2013. Ese día fue detenido junto a Lucas Rafael Tascón y Juan Manuel Espina tras un violento asalto a una familia que reside en Viamonte al 100, a media cuadra del Gimnasio Municipal 1.

Durante esa madrugada, los tres delincuentes irrumpieron en la vivienda donde destrozaron puerta principal para poder ingresar. Una niña de cuatro años, hija de los dueños de casa, vio entrar a los extraños con armas en sus manos y empezó a gritar. Sus gritos despertaron a los vecinos. También los ruidos.

Los delincuentes sacaron a la fuerza del baño a la dueña de casa. Uno de los individuos, que habría sido Gauna, según detallan en la crónica policial de ese entonces, le apuntó con un revólver y le pidió plata.

Mientras, los otros dos fueron hacia la planta alta de la propiedad y allí sorprendieron al jefe de familia. Lo taparon con una manta y le propinaron patadas y golpes de puño para exigirle dinero.

La policía llegó alertada por un vecino que escuchó los gritos de la nena. Al advertir la presencia de un patrullero, los ladrones intentaron escapar, pero la policía atrapó en las cercanías a dos de los sospechosos y a otro lo aprehendió en la salida de la vivienda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico