El asaltante del anciano del Roca quedó registrado en las cámaras de seguridad

El asaltante del jubilado de 76 años del barrio Roca que lo sorprendió el sábado a la mañana en su vivienda de Gerónimo Maliqueo al 100, llegó en taxi hasta la zona. Luego de asaltar a la víctima, a la que golpeó y dejó maniatada para llevarse 180 mil pesos, escapó caminando. El delincuente quedó registrado en las cámaras de seguridad de la cuadra. Hasta el momento no hay detenidos.

El anciano de 76 años que fue víctima del violento asalto del sábado en Gerónimo Maliqueo al 100 del barrio Roca contó que el delincuente se hizo pasar por un potencial inquilino que le quería alquilar uno de los departamentos que posee y cuando lo tuvo cerca le pegó desde atrás.

El asaltante, que vestía mameluco, anteojos oscuros y un bolso de viaje azul, quedó registrado en las cámaras de seguridad de un local comercial de la cuadra en el que se lo observa llegar a bordo de un taxi, bajarse en la esquina y dirigirse en plena mañana a la vivienda del anciano.

El delincuente primero se hizo pasar como un potencial cliente que llegaba preguntando por un alquiler, de los dos que el jubilado tiene en oferta. Pero una vez que tuvo a la víctima a su alcance, lo golpeó en la espalda.

Servando Otero, de 76 años, cayó al suelo y rápidamente fue reducido por el delincuente que lo maniató y comenzó a exigirle que le entregara el dinero que tenía guardado.

El asaltante comenzó a revisar cada rincón de la vivienda y a dar vuelta prácticamente toda la habitación del jubilado. “Tuve que cantar porque me mataba”, le confesó Servando a Canal 9.

El jubilado de esa manera tuvo que decirle dónde escondía los 180 mil pesos que tenía para realizar refacciones en su vivienda y una vez que encontró el dinero, el asaltante escapó.

La víctima cree que el ladrón tenía conocimiento previo de que él tenía ese dinero. Se fue caminando por la misma calle Maliqueo en dirección a la avenida Monseñor D’Andrea, a metros de la Oficina Judicial y a unas cuatro cuadras de la Seccional Tercera de Policía.

En el caso trabajó personal de la Brigada de Investigaciones que recolectó cámaras de seguridad junto a personal de la Seccional Tercera. A tres días del atraco aún no hay detenidos. Otero considera que esta vez le tocó a él ser víctima, pero espera que una vez que el delincuente sea detenido, la Justicia no lo libere rápidamente. Y pide mayor cuidado a los incautos que brindan confianza a terceros para realizar trabajos de refacción en las viviendas al contactarlos por anuncios clasificados, sin mayores garantías.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico