El asesino prófugo de Berardi secuestró a una pareja

"Larry” Figueroa cumplía una condena a prisión perpetua por el secuestro y crimen de Berardi (16), cometido en 2010 en Escobar, aunque también cuenta con otras dos sentencias por sendos homicidios.

Uno de los condenados por el secuestro y crimen del adolescente Matías Berardi, que el domingo pasado se escapó junto a otro preso de la cárcel de máxima seguridad de Marcos Paz, asaltó a una pareja en un country de la localidad bonaerense de Cañuelas y se la llevó cautiva hasta el partido de La Matanza, donde la liberó cinco horas después, tras robarle dinero y una camioneta.

Fuentes policiales informaron que se trata de Gabriel “Larry” Figueroa (28), quien ayer por la tarde aún permanecía prófugo al igual que el otro evadido, Luciano Javier Campos (36), que también está acusado de haber participado del asalto en dicha localidad de la provincia de Buenos Aires.

De acuerdo a los voceros, este hecho ocurrió alrededor de las 2 del lunes pasado, en una casa del country Las Cañuelas, ubicado en el kilómetro 56,300 de la ruta 3, donde un hombre, identificado como Juan Eduardo Goya, se encontraba junto a su novia y ambos fueron sorprendidos por dos delincuentes que irrumpieron en el lugar.

Según las víctimas, los asaltantes los amenazaron con un objeto punzante y les dijeron que se habían fugado de la cárcel y que no les harían daño ya que sólo querían ropa para cambiarse.

Los delincuentes permanecieron en la vivienda hasta las 7, cuando obligaron a la pareja a ascender a su camioneta Ford Ranger en la que huyeron hacia la localidad de González Catán, en La Matanza, dijeron los informantes.

Los investigadores creen que para salir del barrio cerrado, los asaltantes se escondieron dentro del vehículo conducido por las víctimas para evitar ser detectados por la custodia del lugar.

Al llegar a González Catán, la pareja fue liberada ilesa, mientras que los delincuentes huyeron con la camioneta, la cual no había sido localizada por los pesquisas policiales.

Tras ser liberada, la pareja denunció lo ocurrido ante la Policía de Cañuelas y reconoció a los asaltantes como Figueroa y Campos a partir de las imágenes de ambos que habían sido difundidas por los distintos medios de prensa a raíz de la fuga del penal, agregaron los voceros.

“Larry” Figueroa cumplía una condena a prisión perpetua por el secuestro y crimen de Berardi (16), cometido en 2010 en Escobar, aunque también cuenta con otras dos sentencias por sendos homicidios: el de Maximiliano Leguizamón (9), cometido en 2002 en Los Polvorines; y el de Germán “Pichi” Bustamente (30),el sindicado líder de la banda narco “Los Soria” .

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico