El aumento del boleto ahora se discutirá en audiencia pública

El aumento del boleto de colectivo que el Concejo Deliberante aprobó en primera lectura y en voto dividido en la noche del jueves, será discutido por los usuarios en la audiencia pública que se convocó para el 4 de junio. La inscripción para la misma comenzará el lunes y se presume que contará con una importante participación de los usuarios. El subsidio municipal, a partir de la ordenanza, tendrá un límite y el Ejecutivo deberá trabajar en la nominación de las tarjetas SUBE para que el mismo llegue directamente al usuario y no a la empresa.

El Concejo Deliberante aprobó el jueves a la noche, pasadas las 22, el aumento del boleto de colectivo que recién comenzará a aplicarse luego de la audiencia pública, convocada para el lunes 4 de junio, y la segunda lectura que, se presume, se realizará sobre fines de ese mes.

El incremento tarifario mereció el acompañamiento del bloque justicialista y de Ricardo Gaitán, de Chubut Somos Todos; la abstención de los tres ediles de UCR-Cambiemos y el voto negativo de Norma Contreras, de Integración Chubut Somos Todos.

La iniciativa aprobada tiene ligeros cambios en los valores inicialmente proyectados por el Ejecutivo, pero contiene otras modificaciones importantes que sí fueron acompañadas por todos los bloques.

DIFERENCIAS DE CENTAVOS

El cuadro tarifario, solo aprobado por el bloque justicialista y Gaitán, no es el mismo que se proyectó desde la intendencia, pero las modificaciones no son trascendentes ya que solo se bajó el valor en algunos centavos. En ese aspecto, la definición central de los concejales fue atenuar el impacto sobre el usuario, sacando un aumento intermedio que se había proyectado para agosto.

Los precios fijados elevan el boleto mínimo, actualmente en 13 pesos, a 16,50 pesos para el urbano y de 17,64 pesos el suburbano. La diferencia entre lo proyectado -16,80- es de solo 30 centavos.

El segundo aumento aprobado se aplicará en octubre, cuando el boleto suba a 19 pesos en el caso del urbano y a 20,32 para el suburbano. Originalmente, este incremento se había proyectado para agosto en 18,50 centavos; es decir 10 menos que el convalidado por la mayoría de los concejales.

El aumento final se aplicará en enero de 2019, cuando el boleto pase a costar 22 pesos el urbano y 23,52 el suburbano. En el proyecto del Ejecutivo se establecía una suba en noviembre y otra recién en enero; el primero de ellos elevaba el pasaje a 18,50, en tanto que el último dejaba el valor en 22,60. Con lo cual se puede indicar que se redujo el valor de impacto para el año próximo en 60 centavos.

SUBE NOMINADA Y SUBSIDIO LIMITADO

Las modificaciones más importantes que establecieron los concejales sobre el proyecto original están establecidas en los artículos 4 al 8, donde los ediles impusieron, en el primero de ellos, una obligación al Ejecutivo para que “gestione y firme acuerdos, si es que corresponden, para que las tarjetas SUBE sean nominales”

La intención de nominar las tarjetas no es otra que hacer que el subsidio llegue directamente al usuario, en lugar de a las empresas, como sucede actualmente y es un punto que los concejales, sobre todo los de la oposición, pusieron como punto de partida para avanzar en el nuevo incremento.

Para tal fin, por la misma ordenanza se creó una comisión de seguimiento que estará integrada por un representante de cada bloque político del Concejo, desde el que se monitoreará la nominación de las tarjetas SUBE y se establecerán los requisitos que se determinen para ser beneficiarios de los atributos de las mismas.

Esto significa que los datos personales de cada usuario serán vinculados a la tarjeta SUBE que utiliza para viajar, lo que permitiría desarrollar en segunda instancia un cruzamiento de datos con ANSES y otros organismos estatales para aplicar una política de subsidios orientada directamente al usuario.

Por el artículo sexto se creó un Fondo Especial desde el que se sostendrá el Transporte Público de Pasajeros y que estará conformado por los subsidios nacionales, provinciales y municipales. Se tendrá que crear una cuenta especial a tal efecto.

La ordenanza en el artículo 7 plantea que, ante la restitución del TEG por parte del Ejecutivo provincial, el municipio afrontará el costo del 40% del valor del mismo, que por otra parte no podrá exceder el 18% del subsidio global.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico