El Banco de Datos de Hidrocarburos, una herramienta para agilizar inversiones

Las empresas tienen que presentar toda la información relacionada a la actividad, tanto de exploración como de extracción. El objetivo del Banco de Datos es utilizar esa capacidad técnica para centralizar toda la información relacionada con la actividad y atraer inversiones.

El Banco de Datos de Hidrocarburos está en funcionamiento desde el año 2007 por una decisión del Ministerio de Planificación Federal y de la Secretaría de Energía, administrado por ENARSA, que ha contratado los servicios de la empresa REMASA para llevar adelante su organización y funcionamiento.
En este Banco, la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) tiene la función de que las provincias que administran las concesiones a través de las empresas que se desempeñan en sus territorios hagan llegar la información requerida al Banco de Datos donde queda a disposición para su utilización.
El Banco de Datos Integral de los Hidrocarburos inició sus actividades de generación de contenidos y administración de la información en el mes de agosto de 2007. En el primer semestre de 2009 se finalizó y se puso en operación la Sala de Visualización del Banco de Datos.
Toda la información  exploratoria, de explotación y estadística del territorio nacional centralizada, organizada y al alcance de quienes tengan interés en analizarla, con el argumento de que es fundamental para el futuro de la industria, ya está en marcha y a disposición de potenciales inversores.
Existe una norma plasmada en la Resolución 319 de la Secretaría de Energía que le indica a las empresas la forma en que deben presentar toda la información relacionada a la actividad, tanto de exploración como de extracción. El objetivo es ir un poco más allá aún y utilizar la capacidad técnica del Banco de Datos para centralizar toda la  información relacionada con la actividad.
“Desde mi punto de vista considero que el Banco de Datos como ente centralizador de la información hidrocarburífera del país es una idea y una decisión excelente tomada por las autoridades nacionales a cargo de la política energética”, comentó Carlos Lambré, director ejecutivo de OFEPHI.
“Un país que pueda tener toda la información exploratoria, de explotación y estadística de su territorio centralizada, organizada y al alcance de quienes tengan interés en analizarla es fundamental para el futuro de la industria ya que  permitirá que todos aquellos que estén interesados puedan presentar distintas opciones de inversión en las distintas cuencas bajo jurisdicción tanto provincial como nacional”, indicó.
El Banco de Datos de Hidrocarburos tiene el respaldo de la OFEPHI como organización, cuyos integrantes están interesados en que sea una iniciativa a largo plazo y que prevalezca a favor del desarrollo de una industria clave como lo es la del petróleo y gas, base de la economía de al menos diez provincias que integran la OFEPHI.
“Consideramos que el Banco de Datos es un ente que debe ser resguardado de futuros cambios políticos y debe estar al servicio de la industria y de la actividad por lo que debe existir un ente que lo administre y permita su continuidad”, expresó el ingeniero Lambré, en contacto con Patagónico Energía.
El Banco de Datos es un sistema organizado y creado con la finalidad de que todas las empresas que operan en el país hagan llegar a este ente toda la información técnica y material vinculada a las actividades de exploración y explotación de los hidrocarburos que se realicen en todo el territorio nacional.
La finalidad es que posteriormente, y una vez organizada toda la información, exista la posibilidad de que todos aquellos interesados en utilizarla puedan tener acceso para evaluar distintas alternativas o posibilidades en las zonas que sean de su interés y presentar opciones de inversión en exploración y desarrollo.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico