El buque de Ocean Infinity reanuda la búsqueda del ARA San Juan

La zarpada del "Seabed Constructor" desde el puerto de Comodoro Rivadavia estaba prevista para anoche, aunque podría demorarse hasta esta madrugada si no se completaba el reaprovisionamiento de combustible, alimentos y otros insumos. La reanudación de la búsqueda del submarino se centraría ahora en la denominada Área 5, a más de 200 millas náuticas de estas costas, la cual aún no fue inspeccionada en su totalidad durante la primera etapa de rastrillaje del fondo marino que se extendió por tres semanas.

El navío de 105 metros de eslora había retornado de altamar alrededor de las 9 de ayer y a media mañana se produjo el recambio de 43 integrantes de la tripulación conformada por personal de la naviera noruega Swire Seabed y el grupo de técnicos y científicos de la empresa Ocean Infinity.

También se renovaron los tres veedores de la Armada Argentina, en tanto que continuarán a bordo los 4 familiares de los 44 submarinistas desaparecidos con el sumergible el 15 de noviembre de 2017, tratándose de Luis Tagliapietra, Silvina Crawczyk, José Luis Castillo y Fernando Arjona.

La nueva tripulación -que incluye a varias mujeres- proviene de varios países, entre ellos Estados Unidos, Noruega, Polonia, Sudáfrica, Australia y Escocia, de acuerdo a las consultas que El Patagónico le hizo al grupo cuando ascendía a la cubierta de estribor.

Al cierre de esta edición se esperaba un parte oficial de Ocean Infinity (a través de la Armada Argentina) para conocer el nuevo diagrama de la “búsqueda científica” del submarino, pero a decir de Luis Tagliapietra, la misma se profundizaría en la Zona 5, que aún no fue barrida en su totalidad con los vehículos autónomos submarinos (AUB) y los también controlados remotamente y equipados con cámaras de video de alta definición (ROV).

En la vasta extensión de las cinco áreas con epicentro en el sitio donde los hidrófonos de un organismo internacional captaron una explosión marina el mismo día de la desaparición del San Juan y en su derrotero, ya se inspeccionaron 14 contactos del tipo “C” que implicaban alta probabilidad de que se tratara del ARA San Juan, pero luego de su análisis en el laboratorio informático del buque, prácticamente la totalidad correspondían a formaciones geológicas.

SE RENUEVAN

LAS ESPERANZAS

El abogado Tagliapietra, padre del desaparecido teniente de corbeta Damián Taglialiapietra, descendió del navío y respondió en el muelle portuario a numerosas consultas de periodistas de medios informativos regionales.

Se lo notaba cansado por la primera travesía, pero junto a su grupo mantenía firme las expectativas y esperanzas de que en esta segunda misión pueda hallarse el sumergible. El plazo inicial que tiene Ocean Infinity, de acuerdo a las normas contractuales con el Estado Nacional, es de 60 días operativos, pero podría renovarse por otro lapso similar. Si lo encuentra, la compañía de capitales internacionales percibirá un pago de 7,5 millones de dólares, caso contrario nada, porque el convenio se firmó en esos términos de riesgo empresarial. De allí que se sospeche que en realidad la misión del buque sea la de inventariar el lecho marino para informarlo a quienes son propietarios del grupo económico del cual depende el navío de búsqueda, el cual responde a accionistas del hemisferio norte.

“Sabemos que la tarea no es fácil y todos los días estamos expectantes” dijo el también abogado querellante en la causa penal que se ventila en el Juzgado Federal de Caleta Olivia.

Además, ante otra consulta, reiteró sus críticas al ministro de Defensa Oscar Aguad porque hace pocas semanas, cuando se detectó el Punto 10 en la escala “C”, declaró a los medios periodísticos porteños que se creía haber hallado al San Juan, pero finalmente se trató de otra formación geológica a más de 400 metros de profundidad.

Al respecto, Tagliapietra dijo que “todos los familiares fuimos muy claros cuando nos referimos a un acto más de irresponsabilidad del ministro” y volvió a expresar que durante diez meses “muchas cosas se hicieron mal y recién ahora se están haciendo bien las cosas, de manera metódica, razonable y lógica”.

“Se está revisando cada metro cuadrado del fondo marino y tenemos la certeza de que el submarino no está en los sectores de áreas que se inspeccionaron, pese a que falta analizar otros datos ya que, a modo de ejemplo, quedan dos misiones de barrido de los AUV en el Área 5 y analizar toda la información”, puntualizó.

FALTAN 38 DIAS “OPERATIVOS”

Vale recordar que hasta ahora se completaron 22 días operativos de búsqueda, por lo cual restan 38 para dar cumplimiento al contrato con Ocean Infinity, si es que el mismo no se renueva en caso de que en este tiempo no encuentre al submarino.

Al respecto, Tagliapietra dijo que al menos hasta ayer “no terminamos de definir con la empresa para qué lado se va a expandir la búsqueda a partir de un punto central que es la supuesta última posición que tuvo el submarino”.

“Ellos –los referentes empresarios- han escuchado con mucha seriedad nuestras propuestas y somos muy razonables en lo que planteamos, por lo cual se puede decir que trabajamos de manera conjunta a pesar de que no tenemos atribuciones técnicas” añadió.

Finalmente insistió en que lo importante “es no dejar un metro cuadrado sin revisar para no tener que volver después a un mismo sitio y si no los encontramos es porque no están (submarino y tripulantes) en las áreas que se revisen; y si no aparecen en ningún lado, entonces tendremos que evaluar otras hipótesis sobre lo que pudo haber sucedido”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico