El campeonato Nacional y el recuerdo de Valentín Suárez

Buenos Aires (Télam, por José Luis Ponsico)
El torneo diseñado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para la temporada 2012-2013 tiene un antecedente en nuestro país, a partir de los ‘60 y hasta mediados de los ‘80. A partir del ‘67 se disputaron Metropolitano y Nacional en cada temporada.
En pleno régimen de facto del general Juan Carlos Onganía, junio del ‘66 / mayo del ‘69, fue designado Valentín Suárez como interventor de la AFA. El entonces titular de Banfield propuso desdoblar los torneos y darles participación a los clubes del interior.
Suárez había presidido la AFA entre 1950 y 1953. El primer Torneo Nacional empezó en la primavera del ‘67 y hubo una sorpresa en la primera fecha. San Lorenzo de Mar del Plata le empató sobre la hora a Racing Club, en Avellaneda. Terminó 1 a 1 con el brillante campeón en el ‘66 y Copa Libertadores del ‘67.
Hasta el ‘85 se disputaban Metropolitano y Nacional, de marzo a agosto el primero, y de setiembre a diciembre el segundo. El último ganador fue Argentinos Juniors, con la dirección técnica de José Yudica, luego campeón de la Libertadores.
La AFA resolvió disputar torneos “cortos” en los ‘90. En junio del ‘91, Newell’s y Boca disputaron la final de los últimos dos ganadores. Ganó el conjunto rosarino con Marcelo Bielsa, entonces de 35 años, como DT, en la tarde lluviosa donde el “héroe” fue Norberto Scoponi. Atajó dos penales.
El primer Apertura lo ganó River con Daniel Passarella, en el segundo semestre del ‘91. Por eso quedó “al revés” el orden. El primer Clausura, finalizado en el invierno del ‘92, lo ganó Newell’s con la misma base y Bielsa ya consagrado.
En el segundo semestre del ‘92, Boca, con Oscar Tabárez, alcanzó el Apertura después de once años sin ganar ningún título. En agosto del ‘81 había dado la vuelta olímpica con Diego Maradona, Miguel Brindisi, Jorge Benítez, entre otras figuras, y Silvio Marzolini como DT.
Nunca antes hubo torneos de 38 y hasta 40 participantes. Tampoco todas las zonas denominadas “fijas” surgieron hace más de cuatro décadas por la obtención del Torneo Regional. En el ’67, Mar del Plata fue elegida por su cantidad de habitantes.
Suárez había sido colaborador de María Eva Duarte de Perón en la Fundación que llevaría el nombre de ella entre 1949 y 1951. Cuando Banfield obtuvo mejor gol promedio que Racing pero la AFA decidió el desempate, Evita públicamente se inclinó por el “Taladro”.
Racing ganó el torneo del ‘51 con un “bombazo” de Mario Boyé en cancha de San Lorenzo, legendario estadio conocido como “Viejo Gasómetro”, en Boedo. Racing alcanzó el primer tricampeonato. Ya había ganado los torneos del ‘49 y ‘50.
Cuenta la leyenda que Luis Cereijo, influyente funcionario en el Ministerio de Hacienda, se acercó al hotel donde estaban concentrados los futbolistas de la “Academia” y arengó: “El gobierno quiere que gane Banfield”.
Lo cual fue tomado como un desafío por el equipo que conducía dentro del campo el extraordinario Norberto “Tucho” Méndez. Y lo formaba Guillermo Stábile, entrenador de Racing y la selección nacional. Otros tiempos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico