El club Ciudadela luce renovado a sus 52 años

El "Gaucho" cumple un nuevo aniversario y sueña con una etapa de pleno crecimiento, a partir de la construcción del flamante SUM que ya está en funciones, junto al incremento de masa societaria y más proyectos a concretarse en el corto plazo.

Manantiales Behr de Ciudadela está cumpliendo 52 años de vida y, después de tanto tiempo, empiezan a verse los frutos en un club al que siempre le costó todo más que el doble.

Hace un mes se abrieron las puertas del flamante salón de usos múltiples, que cuenta con todos los lujos: piso radiante, cocina industrial, freidora industrial, parrilla, mesas de acero inoxidable y demás detalles que enorgullecen a la institución, que también tiene su quincho totalmente renovado. Todo lo realizado es gracias al propio esfuerzo y al importante aporte del municipio.

Dante Sosa, quien preside el club desde hace dos años y medio, es gran responsable de este presente y buena parte de la historia del “Gaucho”, donde llegó cuando apenas tenía 13 años y donde vivió cada alegría, cada tristeza y cada falencia en carne propia.

“Llegué a los 13 años al club y hoy tengo 38. Jamás se hizo algo así. Las otras comisiones hicieron lo que tuvieron al alcance de la mano. Por suerte, tengo recursos y los pude destinar al club”, remarcó en diálogo con El Patagónico.

Con esta obra se apunta a recuperar el sentido de pertenencia. “Hoy no tenemos nuestras propias inferiores porque no teníamos un lugar donde contener a los chicos. A nosotros nos representa Comodoro Fútbol, la escuela de Nigel Andretta, pero no son chicos del club. Ahora la meta es tener nuestras propias inferiores”, aseguró.

Entonces, el horizonte aparece despejado para Ciudadela. “Con esto ya cambia todo. Creemos que la gente del barrio va a responder, esperamos que se acerquen a hacerse socios para poder seguir manteniendo el club. Ahora no se puede alquilar, pero si esto pasa pronto, ya vamos a empezar a tener una entrada de plata a través del SUM. Además hay que pagar la luz, el gas, hay que mantenerlo”, enfatizó Sosa.

En la actualidad se van sumando socios. “La gente puede ir al club a asociarse porque el espacio es amplio y se mantiene la distancia. A partir de las 17 van a veces, según el día que acordemos. Hasta ahora la gente viene respondiendo, así que esperamos que se sumen más socios”, rescató.

MAS PROYECTOS

SUM.jpg

Mientras el SUM ya es una realidad, se avanza en otros objetivos. “Si bien ya teníamos iluminación, no era la que queríamos, así que ya están casi terminadas las torres de iluminación. Comodoro Deportes nos va a ayudar a montarlas y nosotros vamos a tener que comprar el hormigón elaborado, que nos va a salir más de 50 mil pesos, así que estamos juntando esa plata”, adelantó.

Asimismo, afirmó: “Después vamos a arreglar el cerco perimetral y veremos si se puede gestionar para que nos den una mano con los vestuarios. Tampoco pretendemos que nos den todo, por eso queremos hacer socios y tratar de generar plata, porque tampoco podemos pretender que nos den todo a nosotros cuando otros clubes también están esperando”.

RECONOCIMIENTO A “LILY” Y A LA FAMILIA

Lily.jpg

Por otra parte, Dante Sosa quiso hacer un reconocimiento especial a una dirigente incansable, que ha luchado hasta en soledad para que la actividad no decaiga.

“Hay que hacerle un reconocimiento a ‘Lily’, que está desde hace años y nunca abandonó el club. Siempre está con los chicos y anda para arriba y para abajo. Muchas veces iba solita al club y se bancaba todo ella, desde cobrar entradas hasta encargarse del buffet los sábados y domingos. Siempre estuvo al pie del cañón”, recalcó.

Por último, manifestó: “Hay que agradecerle a la familia de cada uno de los integrantes de la comisión, porque es muy complicado estar en un club y trabajar, quitarle tiempo a tu familia para dedicárselo al club. También le agradezco a cada uno de la comisión por el esfuerzo que se hace”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico