El comandante Hugo Castillo asumió como nuevo jefe regional de Gendarmería

El comandante principal Hugo Castillo asumió ayer la jefatura del Escuadrón 41 de Gendarmería Nacional. Reemplazó a su par Hugo López Colman, quien estuvo dos años al frente de la unidad.

Los discursos estuvieron centrados al trabajo que esa fuerza desplegó durante el temporal que azotó a Comodoro Rivadavia.

El cambio de mando se celebró en la sede del escuadrón ubicada en el barrio Mosconi. Además de la presencia del intendente Carlos Linares estuvo el secretario municipal de Servicios a la Comunidad, Rubén Palomeque; referentes de distintas instituciones y fuerzas de seguridad provinciales y nacionales.

El jefe comunal puso en valor el rol de la fuerza de seguridad durante la catástrofe climática y pidió: “queremos continuar con el trabajo y diálogo permanente con Gendarmería para no perder el aprendizaje y experiencia que nos dejó el temporal”.

Valoró además: “tenemos un diálogo permanente con el Escuadrón 41 de la ciudad y con su comandante saliente, Hugo Colman, quien ha sido un colaborador junto a las fuerzas armadas en la catástrofe que sufrió nuestra ciudad el año pasado”.

Como principal representante del Ejecutivo municipal, Linares le brindó el apoyo al nuevo jefe “para poder fortalecer el accionar conjunto que hemos tenido en este último tiempo”, sostuvo.

Anticipó: “uno de los proyectos conjuntos que tenemos previstos es la realización de simulacros en la ciudad, vinculados al temporal y todo lo que se vivió con el fin de no perder y poner en práctica todo lo aprendido. Todos los que participaron nos han dejado una gran experiencia que merece ser replicada para estar a la altura de las circunstancias”.

Al asumir el nuevo comandante principal, Hugo Emilio Castillo, hizo alusión al objetivo principal para su gestión de “seguir la línea de trabajo conjunta como lo vienen haciendo todas las fuerzas vivas en apoyo a la comunidad local”.

Auguró que sea una nueva etapa exitosa y orientada al acompañamiento de la sociedad comodorense “a la cual nos debemos y para la cual se están haciendo todas las previsiones necesarias por todo lo que sufrió con el temporal y que Dios quiera no suceda nunca más”.

Por su parte, el comandante saliente Hugo López Colman agradeció el trabajo realizado por el Escuadrón 41 durante sus dos años de mandato y en sus palabras de despedida afirmó que “nos ha tocado sobrellevar situaciones críticas en estos últimos meses, pero siempre tratamos de brindarnos a la comunidad lo mejor posible, sobre todo en el temporal”.

En sus últimas palabras como comandante de la ciudad indicó que “para ser verdaderos gendarmes hay que ser preparados, cumplidores, leales y disciplinados; con personalidad y criterio propio; obrando siempre por la razón y también por el corazón”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico