El Concejo le pidió a Artero que renuncie o tome licencia hasta fin de mandato

En una álgida sesión legislativa donde no faltaron los pases de factura e incluso un pedido de renuncia a una concejal, los ediles de la capital provincial aprobaron por unanimidad ayer una resolución a través de la cual solicitan a la intendenta Rossana Artero su renuncia al cargo, o bien que tome una licencia en sus funciones hasta la finalización de su mandato.

La medida obedece a que ni la jefa comunal ni los funcionarios municipales se hicieron presentes en el Concejo Deliberante para dar cuenta sobre la situación económica y financiera del municipio.

Según informó el diario Jornada, Artero estaba convocada a primera hora para informar sobre una serie de puntos relacionados con la gestión municipal, especialmente a partir de la crisis derivada del retraso en el pago de los salarios a los empleados municipales, de la ART y también del funcionamiento de los servicios públicos.

Ayer a la mañana se informó desde el municipio que la intendenta no concurriría debido a una licencia de 7 días por reposo médico, a partir de un cuadro de hipertensión y estrés emocional.

Tras iniciar la sesión, los ediles establecieron un cuarto intermedio con el fin de que el secretario a cargo de la comuna informase de la situación junto con la documentación requerida a tal fin, y también para conocer cuál era el funcionario a cargo de la Secretaría de Hacienda tras la dimisión de Esteban Castán al cargo.

Minutos después del mediodía, y ante la comparecencia de los funcionarios municipales, se dio continuidad a la sesión legislativa. En ese marco se escucharon varias propuestas, de las cuales las más radicales apuntaban a un pedido de renuncia de la jefa comunal y otros a una licencia hasta la finalización de su mandato, además de la dimisión del actual gabinete municipal.

Finalmente se consensuó una propuesta que contuviera ambas alternativas y se le dio forma a través de un proyecto de resolución donde se exhortó a la jefa comunal a dimitir, o bien tomar una licencia por 90 días y la renuncia de todo el gabinete.

Rossana Artero apoyó la reelección de Mariano Arcioni, cuya boleta integró como candidata a diputada provincial, siendo electa para asumir a partir de diciembre. Ella dijo que su apoyo al mandatario solo era hasta el día de la elección, 9 de junio.

Cuando sus empleados municipales no cobraron el salario de junio, la intendenta responsabilizó al Gobierno provincial por no enviarle fondos y se fue de la ciudad que a partir de entonces se volvió un caos, con ollas populares y basura acumulada ya que no era recogida.

Regresó la semana pasada, desmintiendo haber estado de vacaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico