El condenado que estaba libre intentó matar a dos hermanos y quedó preso

Marcelo "Chuky" Campos fue detenido ayer durante una serie de allanamientos en el barrio Newbery. Fue en relación al ataque protagonizado el lunes contra los hermanos a los que le efectuó tres tiros sin herir a ninguno. El hombre estaba condenado en libertad y este jueves quedó con prisión preventiva.

A pesar que Marcelo Eduardo Campos tiene que cumplir una condena de 3 años y 4 meses de prisión efectiva -homologada durante un juicio abreviado en su contra- aún se desconoce la situación judicial de por qué no estaba en la cárcel.

No obstante, Campos volvió a cometer un grave delito contra dos hermanos del barrio Jorge Newbery, y este jueves se le formalizó la investigación y quedó con prisión preventiva.

El funcionario fiscal Cristian Olazábal describió ante el juez que el lunes cerca de las 17 horas las víctimas arreglaban el portón de su casa, ubicada entre las calles Patagonia y 12 de Octubre. Hasta ese lugar llegó “Chuky” con un revólver, y acompañado de otro sujeto.

Se paró frente a la casa, apuntó en dirección a los hermanos y descargó tres disparos que no alcanzó a ninguno gracias a la mala puntería. Luego, Campos y su cómplice escaparon.

Olazábal explicó que en razón del grave ataque se allanó el domicilio del condenado. Detrás de la puerta de acceso principal se halló el revólver calibre 22 con seis balas del mismo calibre con punta de plomo desnudo, el cual estaba oculto dentro de una bolsa de tela.

El fiscal imputó a Campos por el delito de abuso de armas, en concurso real, con tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil. Además solicitó la prisión preventiva por el término de dos meses por la gravedad del ataque, los peligros de entorpecimiento y fuga.

Olazábal expuso que el acusado registraba una libertad condicional desde hace un año, y posee una condena pendiente de 3 años y 4 meses de prisión efectiva por la unificación de dos causas. El juicio abreviado fue homologado, pero nunca cumplió la pena.

Campos recibió la asistencia técnica del defensor público Ariel Quiroga. El juez Martín Cosmaro, quien había autorizado la serie de allanamientos para detener a Campos, decretó su prisión preventiva por 60 días tal como lo requirió el Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico