El controvertido monseñor Aguer integrará el Consejo Pontificio

El papa Benedicto XVI nombró ayer al controvertido arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Rubén Aguer, como nuevo miembro del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz.

Buenos Aires (Télam)
El Consejo es el órgano que la Iglesia destina para difundir su doctrina social y su visión de justicia y paz en el mundo. Fue creado por Pablo VI a fines de la década del sesenta, tras el Concilio Vaticano II.
Está integrado por unas 40 personas, entre miembros y consultores, nombrados por cinco años a título personal por el Papa, provenientes de todos los continentes.
Además del ultraconservador Aguer, de oscuros vínculos con el banquero Francisco Trusso, de acuerdo a lo señalado por la agencia Ansa, la lista de nuevos consejeros pontificios la integra el arzobispo cubano de Camaguey, Juan García Rodríguez.
También se convirtió en miembro del dicasterio pontificio el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, arzobispo de Cape Cost, en Ghana.
Monseñor Aguer nació en Buenos Aires el 24 de mayo de 1943 y realizó sus estudios de humanidades y filosofía en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires.
Aguer fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Buenos Aires en 1972 y fue rector del Seminario Diocesano de San Miguel desde 1980 a 1991.
También, fue profesor de la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina entre 1979 y 1992 y de las Abadías Santa Escolástica y San Benito.
Desde 1998 hasta 2000 fue arzobispo coadjutor de La Plata y desde el 12 de junio de ese año es arzobispo de La Plata.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico