El costo final lo terminarían pagando los pasajeros

Los trabajadores del volante aseguran que producto de la crisis, el trabajo en la calle bajó casi un 30% y que deben afrontar sendos compromisos económicos para sostener el servicio del auto en Comodoro Rivadavia.
A modo de ejemplo, el dueño de un remis de la Agencia Chubut, Jorge Cáceres, comentó que deben pagar $20 por día en concepto de casilla al dueño de la agencia, a lo cual se suma el pago de $68 en concepto de canon al municipio, más la patente de acuerdo al modelo del vehículo y las contribuciones del chofer o los choferes a cargo del auto.
Como cuestionó el propietario de este auto, “no nos da para pagar tanto, de lo contrario vamos a tener que subir el pasaje y de $8 llevarlo a un mínimo de  $12, porque como no nos da el bolsillo y el perjudicado va a ser el pasajero, porque lo va a tener que pagar la gente”.
También acotó que nunca fueron invitados a participar del debate, excepto que en diciembre fueron notificados por la comuna para que coloquen este sistema antes del 11 de marzo. “Jamás firmamos por el GPS porque en definitiva no nos sirve”, dijo Cáceres quien aseguró que “nadie quiere ponerlos, los que lo pidieron eran trabajadores del remís que ni siquiera siguen en esta ocupación”, acotó.
Los licenciatarios aseguran que el monitoreo satelital no da resultado y mencionó que para frenar la inseguridad se ayudan entre ellos, a lo cual se suma que “de vez en cuando la policía sale de recorrida, no siempre, pero cuando sale sirve”.

AUMENTO DE TARIFAS
Alejandro Bustamante sostuvo que esperan la derogación a futuro de la norma aunque mientras tanto aceptan: “podemos llegar a hacer una prueba para que el municipio ofrezca este sistema como optativo y ahí verá si tiene aceptación o no esta ordenanza”.
Entienden que debe ser el municipio quien costee la colocación de los equipos y que no sean los licenciatarios los que deban hacer frente a este gasto porque “nosotros lo vamos a tener que trasladar al usuario”, dijo.
Analizando cuál es la situación de la ciudad, en virtud de la baja del precio del petróleo, Bustamante mencionó: “no queremos trasladar el costo a la gente y llevar una bajada de bandera por ejemplo a $9, porque sino colocamos el GPS nos quedamos sin trabajo y si lo colocamos con una tarifa alta no nos va a subir nadie al auto”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico