El cuidado de la salud ante la exposición al sol

 Durante el verano se realizan muchas actividades al aire libre y por lo tanto la piel está más expuesta al sol. Ante ello es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones para cuidar la salud y prevenir el riesgo de contraer cáncer de piel.

Ante días muy calurosos se aconseja cumplir con ciertos recaudos para evitar golpes de calor, ya que las altas temperaturas pueden afectar la salud de todas las personas.

En ese sentido la cartera sanitaria nacional recomienda a toda la población, especialmente a los grupos más vulnerables como los lactantes, niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, adoptar los siguientes cuidados: tomar mucha agua durante todo el día. Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, que hayan sido previamente lavados con agua segura. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, o muy dulces, y las infusiones calientes. Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros. No realizar ejercicio físico. Protegerse del sol poniéndose un sombrero.

En lactantes y niños pequeños es primordial darles el pecho a los lactantes con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura, trasladarlos a lugares frescos y ventilados, y ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

Se debe tener en cuenta que si una persona siente mareos o se desvanece, se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces, y se le puede colocar agua fría en las muñecas para aliviarla.

Otros síntomas de alerta son: dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración "que cesa repentinamente", somnolencia y respiración alterada. Frente a ellos, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico