"El desafío fue retomar el ritmo de la vida cotidiana"

La ajedrecista madrynense Carolina Cayo, campeona argentina en categoría ciegos desde 2013, dialogó con Chubut Deportes sobre su actualidad.

Una de las principales deportistas con discapacidad de la provincia, es la ajedrecista Carolina Cayo. La madrynense, campeona argentina de ajedrez en categoría ciegos desde 2013, es beneficiaria de una de las 56 becas deportivas que dispuso Chubut Deportes para este año.

Cayo, que además en 2019 fue elegida como la mejor ajedrecista no vidente del país, dialogó con el área de prensa de Chubut Deportes respecto a su actualidad deportiva en el medio de la pandemia y los proyectos a futuro.

En el inicio de la charla Carolina contó que “desde el año pasado no tenemos actividades presenciales, sobretodo porque en nuestra asociación ACUA (Ajedrecistas Ciegos Unidos de Argentina), la mayoría somos personas de riesgo. Se paró la actividad en todos lados y obviamente nuestra institución no pudo realizar eventos presenciales durante todo este tiempo, aunque sí estamos jugando torneos por internet, que sirven de práctica y para mantenernos activos”.

La deportista contó que en 2020 formó parte de la Comisión Paralímpica de FADA (Federación Argentina de Ajedrez): “Allí hicimos un trabajo de relevamiento. Una especie de padrón de ajedrecistas con discapacidad en todo el país. El objetivo era poder armar el equipo para participar de la Paralimpiada que se realizó el año pasado de modo virtual. Eso se pudo lograr. Argentina compitió con 25 personas y tuve la suerte de poder ser parte del mismo. Fue una hermosa experiencia y fue el torneo más importante que me tocó jugar en este último tiempo”.

Más adelante, Cayo señaló que al no tener actividad ni eventos presenciales en lo que va del 2021, “ese tiempo lo estoy aprovechando para seguir preparándome para cuando se reanude todo. Soy persona de riesgo por mi diabetes tipo 1. Ya estoy vacunada por suerte asique esperando que la actividad vuelva pronto y con muchas expectativas”.

Respecto a cómo sobrelleva esta etapa de pandemia, la madrynense explicó que “esta situación fue y es rara. Al principio uno la vive sin horarios ni obligaciones, pero eso a la vez te empieza a desorganizar la vida. El desafío fue retomar el ritmo de la vida cotidiana, imponer nuevas metas u objetivos, aunque resulta difícil cuando no hay nada concreto en el futuro cercano, pero bueno es una tarea que hay que hacer para no perder el foco”.

Destacando el respaldo que recibe desde el ente deportivo provincial, Carolina sostuvo que “desde 2013 soy campeona argentina de categoría de categoría ciegos y en 2017 fui subcampeona Panamericana, en Panamá. Durante todo este trayecto tuve el apoyo de Chubut Deportes, siempre estuvieron para ayudarme con los viajes y todo lo que necesitaba. Además cuento con la beca deportiva que ha ayudado a equiparme. Hoy tengo mi propio tablero y reloj adaptados, que son elementos muy valiosos y muy caros. Sin la beca no hubiera tenido acceso a este material”.

En el final, agregó que “es muy importante el fuerte apoyo que hoy tiene Chubut Deportes para con los deportistas con discapacidad, es algo muy valorable y ojalá lo puedan mantener en el tiempo porque todos merecemos las mismas oportunidades”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico