El director regional del Ministerio de Trabajo intercedió en conflicto laboral

Caleta Olivia (agencia)

El propio director de la Regional Zona Norte del Ministerio de Trabajo de la provincia, Carlos Aparicio, se hizo presente a media mañana de ayer en el acceso a un céntrico local comercial del rubro bazar y regalería de esta ciudad denominado “City Shop”.

El mismo está ubicado en la esquina de la calle Presidente Perón y avenida Lisandro de la Torre y allí se estaba registrando una protesta de la mayoría de sus doce empleados porque dos de ellos habían sido despedidos “de manera arbitraria”, según dijo a El Patagónico el delegado ante el Sindicato de Empleados de Comercio, de nombre Darío.

Los manifestantes no bloquearon el ingreso de clientes, pero de todos modos la concurrencia era escasa debido a su presencia en la vereda y además porque se hizo presente una comisión policial de la Comisaría Seccional Primera para labrar un acta de constatación del conflicto.

En ese marco Aparicio escuchó atentamente los reclamos de los dos jóvenes despedidos (uno de depósito y otro de salón de ventas) y de los compañeros que se solidarizaron con ellos.

Los mismos dijeron que es habitual que se avasallen sus derechos porque de manera frecuente son pasibles de suspensiones, al margen de despidos que se produjeron con anterioridad.

Incluso denunciaron pago de tareas en negro, serios problemas de seguridad en la estructura del local (principalmente en el techo) y la no provisión de indumentaria.

Previamente, el delegado dijo a este medio que “City Shop” se instaló en Caleta Olivia hace aproximadamente tres años y se trata de una firma que tiene una cadena de locales en la región.

En lo referente al ámbito local, aseguró, sus responsables hacen trabajar a algunos empleados ocho horas diarias y la mitad se las pagan en negro; no se respeta el Convenio Colectivo de Trabajo de los empleados de comercio y además se registran casos de maltrato laboral.

“Nosotros habíamos logrado el compromiso de la gerente para que de a poco se vaya pasando a todos los empleados a jornada completa eliminando pagos en negro, pero ello no se cumplió y consideramos que el diálogo está agotado”, indicó el delegado.

De todo esto, el funcionario del Ministerio de Trabajo tomó debida nota y se presume que en el curso de los próximos días citará a las partes a una audiencia para dar una solución al conflicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico