El dólar se negoció en suba antes del anuncio del acuerdo con el FMI

La divisa estadounidense se vendió a $39,44 en el promedio de bancos del microcentro porteño. El Banco Central intervino en el mercado de futuros para frenar la suba.

Pasada la huelga general convocada por las centrales obreras para el martes, el mercado de cambios operó ayer a pleno, con la vista puesta en los alcances del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario, y los cambios de estrategia en el Banco Central, con la nueva conducción de Guido Sandleris, después de la inesperada renuncia de Luis Caputo.

En el promedio de bancos y casas de cambio de la City porteña avanzó 56 centavos (+1,4%), a 39,44 pesos. En sucursales del Banco Nación se ofreció a 39,20 pesos.

En el mercado mayorista, el precio del dólar trepó 1,1% o 41 centavos, para ubicarse en los $38,51 para la venta.

El volumen operado en el segmento de contado (spot) fue de unos USD532,1 millones y en futuros se pactaron USD 1.550,8 millones, más USD 1.132 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE). Las posiciones de dólar futuro para diciembre de 2018 finalizaron a 42,75 pesos.

El Banco Central se mantuvo activo con ventas de divisas en el mercado de futuros, con lo que puso un límite al ascenso de los precios. “La persistente acción oficial con renovadas ventas en los plazos cortos de los mercados de futuros volvió a acotar la corrección del tipo de cambio en el segmento mayorista”, sintetizó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

En un breve comunicado, Sandleris destacó: “el objetivo principal del Banco Central es reducir la inflación. Trabajaremos para recuperar la estabilidad y previsibilidad de precios que la economía argentina tanto necesita”.

No obstante, la llegada de Sandleris, exsecretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda y hombre cercano a Nicolás Dujovne, es interpretada como anticipo de una mayor injerencia del Ejecutivo en las decisiones de la autoridad monetaria.

En el mismo sentido se explica el nombramiento de Nicolás Gadano, exjefe de Gabinete de Dujovne, como gerente general del Central.

“El dólar minorista mostró una elevada volatilidad, después de la renuncia al cargo de presidente del BCRA, Luis Caputo”, señaló un reporte de Research for Traders.

“La renuncia de Caputo podría significar una reconfiguración de la política monetaria y cambiaria en el marco de las negociaciones con el FMI”, aportó la consultora Delphos Investment.

“A nivel cambiario, la sorpresiva renuncia de Caputo desató un clima de incertidumbre y volatilidad -describió el economista Gustavo Ber-, amortiguado por la venta de futuros, ya que los operadores esperan interpretar si el nuevo titular del BCRA seguirá con las intervenciones o se inclinaría por una flotación más libre, alineada a la visión del FMI”.

En tanto, la Reserva Federal de EEUU (Fed) subió las tasas de interés en 25 puntos básicos, al rango de entre 2 y 2,25 por ciento, como se esperaba, dentro de su programa de ajuste monetario “gradual” ante la buena salud de la economía estadounidense, en lo que supone la tercera alza en lo que va de 2018. Así, el precio del dinero se sitúa así en el mayor nivel en una década.

Las tasas de referencia de la Fed de EEUU influyen directamente en la evolución del dólar frente a otras divisas. Para la Argentina es importante la estabilidad del tipo de cambio en Brasil, donde el dólar cotiza a 4,04 reales, debajo del récord de 4,20 reales alcanzado el 14 de septiembre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico