El DT probó con "Masche" en la práctica de la tarde

El director técnico del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, probó ayer a la mañana una formación sin Javier Mascherano, subcapitán del equipo, entre los titulares, y con él como líbero por la tarde, para visitar mañana a Uruguay por la 15ta. fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.

Durante unos trabajos tácticos matutinos, a puertas cerradas, el entrenador dio indicios del equipo que se perfila para jugar en el estadio Centenario de Montevideo mañana desde las 20.
El mismo fue con Sergio Romero, Nicolás Otamendi, Federico Fazio y Gabriel Mercado; Lautaro Acosta, Lucas Biglia, Guido Pizarro y Angel Di María; Paulo Dybala, Lionel Messi y Mauro Icardi.
Los jugadores hicieron una tarea de presión con los defensores y volantes, durante 30 minutos y luego se sumaron los delanteros.
Durante el ejercicio, Messi estuvo muy activo por el sector derecho del ataque y en función de asistidor y fue Dybala el que más pisó el área.
La novedad de la mañana en Ezeiza fue la ausencia de Mascherano en los ejercicios junto a los futbolistas que se perfilan para ser titulares.
El santafesino, de 33 años, es el subcapitán del equipo y fue titular en doce de los catorce partidos que disputó Argentina en el certamen clasificatorio, siendo el segundo de la historia con 136 presentaciones detrás de Javier Zanetti, el primero con 145.
Por la tarde, mientras tanto, se desarrolló la parte más "jugosa" de la jornada, ya que Sampaoli intensificó las pruebas parando el esqueleto del equipo que había practicado por la mañana, pero con algunos "retoques" que revelaron por donde van las dudas del entrenador.
Ese equipo alineó a Romero y en la defensa se mantuvieron Mercado y Otamendi, pero como líbero ingresó justamente Mascherano por Fazio, una de las grandes dudas de Sampaoli, aunque no mayor que la generada en el extremo derecho del medio campo con la lesión de Eduardo Salvio.
Allí y luego de probar por la mañana con "Laucha" Acosta, por la tarde el técnico inició con Emiliano Rigoni y poco después lo suplió con su ex compañero en Independiente, el lateral derecho Fabricio Bustos.
Al colocar al flamante jugador del Zenit ruso por derecha, cuando Messi y Dybala se recostaban por ese sector había tres zurdos en una zona opuesta a sus perfiles, sumándose por el otro lado el también izquierdo Di María.
Arriba, en tanto, siguió Icardi, pero la otra variante apareció en la mitad de la cancha cuando Leandro Paredes jugó en lugar de Pizarro. El también jugador del Zenit le causó una muy buena impresión a Sampaoli en el partido con Singapur por algunos movimientos que el pretende de un ladero como Lucas Biglia, que también arrancó el entrenamiento de la tarde.
Esta alineación integrada por Romero; Mercado, Mascherano y Otamendi; Rigoni (Bustos), Biglia, Paredes y Di María; Messi y Dybala; Icardi, conformó nuevamente el 3-4-2-1 preferido por el entrenador.
Después Sampaoli varió la mayoría de los jugadores en el tramo final de la práctica vespertina y terminaron Nahuel Guzmán; Nicolás Pareja, Javier Mascherano y Javier Pinola; Emiliano Rigoni, Ever Banega (no puede jugar por suspensión), Leandro Paredes y Marcos Acuña; Sergio Aguero y Javier Pastore; Darío Benedetto.
Para hoy, antes de partir rumbo a Montevideo, algo que ocurrirá a las 12:40, estando previsto el almuerzo para las 14 en el hotel Sheraton de Punta Carreta, habrá un último entrenamiento en el predio de AFA en la que Sampaoli parará el equipo que a las 20 del jueves saltará al campo de juego del estadio Centenario.
Después de la práctica de la tarde. Sampaoli se enteró de que el seleccionado uruguayo dirigido por el "Maestro" Oscar Tabárez alineó como titular en la práctica a Luis Suárez, que ayer mismo llegó a Montevideo procedente de Barcelona.
Si juega, Fazio tendrá más chances que Mascherano de arrancar de entrada, pensando en el juego aéreo de los orientales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico