El emir de Qatar se halla en una estancia ubicada entre Bariloche y El Bolsón

Un avión del país asiático arribó el jueves al sur de la Argentina y salió del aeropuerto escoltado por un nutrido grupo de vehículos.

La máxima autoridad política de Qatar, Tamin bin Hamad Al Thani, aterrizó este jueves en el aeropuerto internacional Luis Candelaria de Bariloche en el marco de la misteriosa gira que realiza por Argentina.

Luego de su visita a Punta del Este, Al Thani y su comitiva surcaron las aguas del río de La Plata hasta anclar en la rada del puerto platense. En tierra fue recibido por una comitiva diplomática que se encargó de la logística en tierras porteñas.

Tres días después de esa aparición, el líder qatarí apareció en la Patagonia: las autoridades aeroportuarias de Bariloche confirmaron hoy el aterrizaje de la aeronave en la plataforma internacional.

Aunque se especulaba con la posibilidad de que se movilice en helicóptero, el emir abordó uno de los vehículos de una nutrida cápsula para trasladarse -según se cree- a una estancia entre El Bolsón y Bariloche.

En la estación aérea de la ciudad rionegrina había vehículos del complejo turístico Baguales, propiedad de Abdulhadi Mana A Sh Al-Hajri, hermano de la segunda esposa del emir de Qatar, motivo que alimentó la hipótesis de que se trasladaría a esa estancia y no a Villa la Angostura, como había trascendido.

Las especulaciones tenían que ver con que en el country Cumelén se encuentra alojado el ex presidente Mauricio Macri y su familia, con quien el qatarí tiene un vínculo muy estrecho. De hecho, fue su reciente anfitrión en el Mundial de Qatar que ganó Argentina.

El ex tenista Gastón Gaudio, quien se reunió con Al Thani en un restaurante del país oriental, es uno de los administradores del complejo, que ofrece experiencias extremas para los amantes de los deportes de invierno y estadía en rincón inhóspito de la Patagonia.

El lugar, que tiene una extensión aproximada de 28 mil hectáreas, está ubicada a pocos kilómetros de Lago Escondido, propiedad del empresario británico Joe Lewis con quien también mantiene vínculos comerciales. Lago Escondido es el lugar visitado por jueces, magistrados judiciales y funcionarios el pasado octubre, el cual trascendió por una nota periodística que generó un escándalo mayor cuando los involucrados trataron de ocultar su viaje, acordando metodologías ilegales para hacerlo, según consta en una serie de chats oportunamente difundidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico