El estadio del Centenario estaría techado para la primavera

La obra fue recorrida ayer por el equipo municipal de obras públicas, el titular de Comodoro Deportes y el viceintendente Carlos Linares. Admitieron que el ritmo de ejecución es más lento de lo esperado, aunque estaría techado para setiembre próximo.

En mayo de 2006, el entonces gobernador Mario Das Neves encabezó un acto en Comodoro en el que se presentó la obra del Estadio del Centenario, construcción presupuestada entonces en 30 millones de pesos, aunque a ocho años de la fecha y con tres intendencias distintas administrando la ciudad, la misma cotiza en 95 millones.

Con varias redeterminaciones de precios, reinicios y nuevas paralizaciones, finalmente la obra tomó un ritmo constante y su inauguración ilusiona, aunque admiten que hay una diferencia de algunos meses con los plazos previstos durante 2014, dado que se esperaba haber iniciado las tareas de techado -la parte más compleja de la obra- a esta altura del año.

Así lo planteó ayer el viceintendente Carlos Linares en una recorrida para ver el avance de la misma, en donde recordó que estuvo paralizada muchos años y que “hay que empujarla todos los días. Es una mega obra; un estadio para 10.000 personas si hablamos de usar también el campo para shows, y 8.500 sentados” explicó, para informar que la etapa constructiva que sobreviene es la más compleja de la obra, dada por el techado.

En la recorrida, Linares estuvo acompañado por el secretario de Obras Públicas, Abel Boyero, y el director general de Obras de Arquitectura del municipio, Aldo Flagel, quienes especificaron que el techo del Estadio solo podía ejecutarse en 5 ó 6 grandes metalúrgicas del país, y que las tareas se desarrollan en Mendoza, desde donde llegará un equipo de ingenieros y grúas de extraordinario alcance para poder efectuar la instalación milimétrica.

“Lo importante es que esto siga en marcha; todo el sistema de cloacas, agua fría y caliente ya está hecho y hoy está llegando todo para empezar a terminar de encofrar arriba; se terminan el sector de plateas y populares porque después se vienen los anclajes del techo”, subrayó Linares.

Boyero, a su vez, recordó que el reinicio de obras tras años de paralización, determinó una serie de análisis sobre el estado de las estructuras y un comienzo de obras lento. “Está claro que no es el ritmo que queríamos o esperábamos, pero estamos convencidos de que la empresa pondrá lo que deba poner para honrar los compromisos y tener esta obra techada en setiembre como máximo”, acotó.

Flagel, por su parte, confirmó que el valor actualizado del contrato de obra ronda los 95 millones de pesos y puntualizó que ya está hecha la provisión de materiales para el techado, que se esperaba la semana pasada en la ciudad, aunque finalmente sobre este fin de semana tendrán los insertos que definió la “interface” entre la estructura de hormigón y la cubierta metálica con todas sus vigas primarias.

“A partir de ahí el trabajo más duro es el posicionamiento de esos insertos que debe estar exacto y a altísimas alturas, es complejo” señaló.

MAS ESPACIOS PUBLICOS

Además, el equipo supervisó la obra correspondiente al paseo costero que en esta etapa abarca un tramo de 550 metros hasta el Santuario de la Virgen de Schoenstatt e implica también la reconstrucción de muros de contención, extendiendo así el paseo que actualmente culmina en el shopping. El mismo tendrá una senda peatonal con mobiliario urbano, luminarias y cestos de basura, como en su primera etapa.

“La idea es continuar con un paseo costero hasta juntarlo en una tercera o cuarta etapa con el Paseo de la Costanera, para que la gente pueda caminar con sectores iluminados, realizar deportes y disfrutar del aire libre”, indicó Linares, a lo que Boyero añadió que se prevé generar obras similares en diversos barrios de la ciudad.

“Avanzamos en un proyecto de un paseo en el Museo del Petróleo en Km 3; hemos licitado y adjudicado la plaza y la bicisenda de Restinga Alí y estamos trabajando con YPF en un proyecto para el barrio Bella Vista, con lugares saludables, seguros y sobre todo igualadores, ya que es utilizado por personas de cualquier estrato social; todos deben tener su lugar”, afirmó. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico