El exdirector de Vialidad negó que Santa Cruz haya sido beneficiada

El exdirector de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, declaró en el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en beneficio del empresario Lázaro Báez. El exfuncionario, que estuvo a cargo del organismo durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, hizo una férrea defensa de su gestión y afirmó que "no existió asociación ilícita alguna". En su extensa exposición mostró cifras que desmienten que la provincia de los expresidentes haya recibido más obras que el resto y habló de una "política de Estado" que implicó la realización de obras de infraestructura vial en todo el país.

Ante el Tribunal Oral Federal 2, Nelson Periotti detalló las obras realizadas durante los doce años y medio en los que estuvo en el cargo y afirmó que fue una decisión política el impulso de la obra vial en todas las provincias, incluso en las que estaban gobernadas por la oposición.

En la indagatoria que se extendió por más de tres horas y que continuará dentro de dos semanas, el ingeniero negó haber formado parte de una asociación ilícita. “No existió asociación ilícita alguna”, exclamó en más de una oportunidad. Apoyado con cifras, estadísticas, filminas y registros de las obras realizadas, buscó demostrar que Santa Cruz no fue especialmente favorecida, como afirma la acusación que tiene a Cristina Kirchner como principal imputada.

CON LUJO DE DETALLES

Técnico mecánico e ingeniero de la UBA, el hombre de 74 años comenzó el ejercicio de su defensa con un raconto de su extensa experiencia en materia de vialidad y dijo que su idoneidad fue lo que lo llevó a mantenerse en el puesto.

Según Página 12, habló con lujo de detalles de maquinarias, puentes, grandes obras de infraestructura, gasoductos y licitaciones y buscó dar por tierra con la imputación sobre una asociación ilícita presuntamente enquistada en Vialidad Nacional durante el kirchnerismo.

“Se habla de la importación de una estructura con gente de confianza. No es cierto que llevé conmigo a mis amigos. Llegué solo a la gestión de Vialidad Nacional. Absolutamente solo. Mantuve a los tres gerentes principales y a todo el servicio jurídico. Mantuve hasta las secretarias que estaban. Cuando vine a Buenos Aires solamente traje a mi secretario privado”, afirmó Periotti, quien venía de la gestión en Vialidad Santa Cruz y asumió en el organismo nacional en 2003.

“Fíjese qué diferencia con esta gestión agregó. Y leyó una lista publicada por PáginaI12 en la que se detalló el copamiento reciente de Vialidad por parte de exempleados de Iecsa, Socma y Ausol. Todas empresas de la familia Macri.

Entre otras cosas, Periotti deslizó que deben investigarse eventualmente a las autoridades locales. Además, afirmó que no es cierto que Santa Cruz haya recibido más obras que el resto de las provincias. Según el sistema de gerenciamiento informático de obras, al 10 de diciembre de 2015 se registraban 2310 obras. Buenos Aires había recibido 455 obras, Córdoba 177, Santa Fe 139, Río Negro 104, Mendoza 102, Salta 99, Santa Cruz 83, Santiago del Estero 82 y Catamarca 82. En resumen, no hubo una diferencia específica en favor de Santa Cruz.

En reiteradas oportunidades Periotti hizo una defensa de toda su gestión. Habló con orgullo de las obras terminadas y de las que quedaron en ejecución y luego inauguró Mauricio Macri, como en el caso de dos obras muy importantes en la provincia de Mendoza. Entre otros puntos, mencionó obras muy difíciles de ejecutar desde el punto de vista topográfico y del especial interés que tuvo el gobierno anterior en la troncal ruta 40 en toda su extensión y no solo en la provincia patagónica.

Además de la 40, las obras sobre la ruta 3 es otro de los ejes cuestionados en la causa. Según afirmó, cuando asumió en 2003 esa ruta estaba en “especial estado de deterioro” y por eso se puso énfasis en repararla.

Tras un cuarto intermedio de diez minutos, varios vasos de agua y lectura de unos cuantos papeles y carpetas, Periotti dijo que no hubo mayor presupuesto otorgado a Santa Cruz en detrimento del resto de las provincias. En este sentido, citó un informe de la Cámara Argentina de la Construcción en la que ubica entre las más beneficiadas a Entre Ríos y La Rioja. En tercer lugar a Río Negro, luego a San Juan y recién en quinto lugar ubica a Santa Cruz.

Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso escucharon detalles de cómo es llevar a cabo una obra en las difíciles condiciones de la Patagonia. “Una obra en Santa Cruz o Tierra del Fuego tiene que tener en cuenta la veda invernal. Son solo cinco meses los productivos. Entre otras dificultades, se congela el piso y no permite el paso de las máquinas. Los costos de las obras en la Patagonia son mucho más altos que en otros lugares del país”, explicó el exfuncionario.

De esta manera, Periotti negó que haya habido sobreprecios, algo incluso corroborado por la propia auditoría de Vialidad a cargo de la gestión de Javier Iguacel, con la que se abrió la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico