El Festival de Cine Latinoamericano cerró con un filme sobre educación

La muestra del Festival de Cine Latinoamericano Polo Sur alcanzó a 320 espectadores de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Caleta Olivia. El cierre se concretó el viernes con la proyección de la película "Escuela Bomba, dolor y lucha en Moreno", de Juan Mascaró. Sobre el final el productor del filme, Javier Di Mateo dialogó con el público sobre la realidad de la educación en Buenos Aires y Argentina.

El Cine Teatro Español fue el punto de encuentro durante la última jornada de la muestra. Allí se proyectaron además videoclips realizados en Coyhaique, presentados por la Asociación de Audiovisualistas de esa ciudad chilena. Asimismo se exhibió “Halahaches”, de la realizadora Alejandra Jaramillo, y “Thinya” un corto de Lía Leticía de Brasil, ambas realizaciones programadas por Proa Cultura de Punta Arenas. A la vez, el público pudo apreciar el corto “Semillas” del comodorense Pepe Perruccio, realizado en México, y “Árboles del Viento” de Giuliana Oyarzún, Tamara Diosquez y Débora Ferro, estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Nacional de la Patagonia Sam Juan Bosco (UNPSJB).

De la misma manera se proyectó el corto del seriado con “La Fuerza del Viento” sobre la Comisión de Género de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNPSJB, y el corto “Si, soy docente” de Leonardo Oliva y Santiago Piñero del Colegio Dean Funes.

Los organizadores, integrantes del equipo de cátedra de Comunicación Audiovisual de la UNPSJB, el colectivo cultural Peces del Desierto y Proa Cultura de Punta Arenas evaluaron en forma positiva la participación del público y la cantidad de espectadores que este año disfrutaron de la programación. Es que fueron 320 personas las que accedieron a la programación que se presentó durante los tres días de muestra, además de las proyecciones realizadas en la Escuela 732 del barrio Laprida y el Colegio Universitario Patagónico de la UNPSJB.

Destacaron también que durante los encuentros organizaciones sociales e instituciones pidieron realizar proyecciones de los materiales exhibidos en cada punto. “Eso demuestra el interés en la selección de los audiovisuales seleccionados. Se trata de materiales que no se pueden conseguir en los circuitos comerciales, en general son realizaciones autogestivas, que dan cuenta de preocupaciones sociales, o procesos de reflexión entorno a las identidades. Además se pudo apreciar distintos técnicas de animación y formas de narrar”, indicaron desde la organización.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico