El festival de los marineros terminó con serios incidentes

Tres policías lesionados, dos menores demorados y un tercero hospitalizado, fue el saldo de violentos incidentes que se produjeron ayer por la madrugada en Puerto Deseado, motivando que el tradicional Festival del Marinero Patagónico finalizara antes de lo previsto.

Caleta Olivia (agencia)

Los desmanes se registraron poco después de las 2:00, cuando ya había finalizado la actuación de Adrián Barilari, el ex cantante del grupo Rata Blanca, pero aún faltaba la presentación de otros números artísticos en el antiteatro ubicado a pocos metros de la ría que da el nombre a esa ciudad.
Fuentes policiales señalaron a Diario Patagónico que antes de que ello ocurriera, había alrededor de 1.500 personas presenciando el espectáculo. Al despedirse Barilari sólo quedaron unas 500, entre ellas grupos de menores y jóvenes que comenzaron a agredirse entre sí, muchos de ellos alcoholizados ya que en ese predio, que se armó en una depresión del terreno, estaba autorizada la venta de bebidas alcohólicas.
La jefatura de la comisaría local había asignado unos 25 efectivos para la seguridad del festival, pero los mismos se vieron desbordados cuando intentaron interceder para apaciguar los ánimos de los grupos enardecidos que también comenzaron a arrojarles piedras.
Mientras algunas familias eran ayudadas a retirarse del predio, un centenar de inadaptados protagonizó una violenta refriega con los uniformados, dos de los cuales sufrieron contusiones en diversas partes del cuerpo y otro perdió algunos dientes al recibir una pedrada.
Finalmente, luego de varios minutos, la policía logró restablecer el orden y trasladó a dos menores hacia la dependencia que luego de permanecer demorados por varias horas fueron entregados a sus padres, en tanto que un tercero tuvo que ser asistido en el Hospital Distrital por lesiones que no resultaron de gravedad.
A raíz de estos disturbios, el festival se dio por finalizado, dándose intervención en el caso al juzgado de instrucción que se encuentra a cargo de Oldemar Villa.
Por otro lado, las fuentes policiales señalaron que en la noche del sábado una niña de 12 años fue trasladada desde ese mismo lugar hasta el hospital ya que se descompensó presuntamente como consecuencia de haber ingerido alcohol y sustancias alucinógenas y que luego de recuperarse fue asistida por una profesional psicóloga.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico