El Foro Social discutió su proyecto del agua con los concejales

El Foro Ambiental y Social de la Patagonia (FASP), junto a referentes de la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la UNPSJB, participaron ayer de una reunión en el Concejo Deliberante, a efectos de profundizar sobre el proyecto de ordenanza presentado una semana antes por el grupo, instando a que el agua sea declarado “un bien natural, común y público”.

Fueron recibidos concretamente por Juan Pablo Luque (FpV), Pablo Martínez (UCR) y Silvia García (FpV), mientras que el dasnevismo se excusó por estar participando de reuniones de comisión, de modo que recibirá al grupo la semana próxima.
Según resaltó la forista Zulma Uzqueda tras el encuentro, se trató de “un muy buen primer paso”, ya que a priori ambos bloques acompañarían el tratamiento del proyecto.
“Es un muy buen primer paso, y creemos que es necesario también que se acerquen profesionales que estén en el tema, como Lino Pizzolón, del Observatorio de Aguas, por quien pedimos a los concejales que sea invitado a estas discusiones. Pensamos que en una o dos semanas ya estaríamos discutiendo en comisiones” dijo, en referencia a que la iniciativa tomará estado parlamentario en la sesión del jueves.
Desde la Cátedra de Derechos Humanos, Susana Días recordó que acompañan las actividades del FASP desde el año pasado y que inclusive habían realizado un pronunciamiento en relación a la megaminería, mientras que ahora trabajan sobre el proyecto del agua. “Creemos que el pedido que hace el foro implica un cambio de  paradigma: pensar las relaciones entre el hombre y el ambiente centrados en el ser humano y las relaciones económicas sustentables, que no contaminen”, fundamentó.
Cabe recordar que el proyecto impulsado por FASP no encontraría mayores impedimentos a priori para su sanción, dado que recoge pautas ya volcadas en la legislación provincial, a través del código de aguas. Ello al menos en lo referido a la declaración de bien natural, común y público a todo el agua dulce superficial y subterránea disponible de la jurisdicción municipal, y también a  las aguas del Río Senguer a cuya cuenca se encuentra indisolublemente ligada la ciudad por el acueducto Lago Musters-Comodoro Rivadavia.

LA PRIORIDAD
Además, y en coincidencia con la clasificación de prioridades del uso del agua del mencionado código, el FASP propone que la prioridad esencial será la utilización del agua para satisfacer las necesidades de consumo y de saneamiento de la población humana, la actividad agropecuaria sustentable, los servicios básicos  y la actividad industrial con producción orientada al consumo interno, que incorpore valor a la producción primaria regional, que genere empleo genuino y permanente y que haga un uso de la energía y de los bienes comunes naturales  en forma sostenible y saludable.
Asimismo,  introduce la instauración de un sistema de información, comunicación, consulta y participación entre los ciudadanos, articulado con organismos públicos, de administración y gestión del agua. Así, toda vez que se evalúe tomar cualquier medida legal o administrativa susceptible de afectar la adecuada provisión de servicios básicos  y la satisfacción de las necesidades de consumo y de saneamiento de la población humana descriptos anteriormente, deberán ser previamente consultadas en forma pública, participativa e informada a través de audiencias públicas o mecanismos similares que permitan una clara y efectiva intervención de la comunidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico