El fútbol oficial local se pararía este fin de semana por la violencia

El presidente de la Liga de Comodoro Rivadavia Armando Avila y el intendente Raúl Simoncini se reunieron ayer, motivados por una problemática que ya se fue de las manos. Es muy posible que esta noche se decida suspender los partidos de Primera y Reserva. "Creo que se va a paralizar la actividad, al menos por este fin de semana", sentenció el máximo directivo liguista.

Armando Avila no ocultaba su malestar ayer. Llegó temprano a la Liga y pensaba quedarse toda la tarde. El presidente de la sede madre del fútbol de Comodoro Rivadavia recibió a este diario y advirtió: «no vamos a permitir que los violentos nos ganen este partido».
El sábado, delincuentes escudados bajo los colores de Petroquímica -que jugó con General Roca por el torneo Oficial ‘A’-, ‘tomaron’ por completo un micro y provocaron terror entre los pasajeros. El chofer se vio obligado a desviar su recorrido, amenazado por los inadaptados. No es la primera vez que ocurre.
El domingo, en el entretiempo del partido entre Ferrocarril del Estado y Laprida del Oeste, correspondiente a la 12ma. fecha del Oficial ‘B’, se generaron incidentes entre las hinchadas y se suspendió el encuentro.
Lo peor sucedió en inmediaciones de la cancha de Ferro, y los que sufrieron las consecuencias fueron los vecinos de ese sector de Kilómetro 5. A uno de ellos, barras de Laprida le bajaron los vidrios de sus tres vehículos y le apedrearon la casa.
La situación parece ser incontrolable, y ahora se está pensando seriamente en suspender la actividad. Todo se definirá esta noche.

-  Armando, hoy tuvo una reu-nión con el intendente Raúl Simoncini por la violencia. ¿Lo que pasó en Kilómetro 5 fue la gota que rebalsó el vaso?

Sí, y también lo que pasó el sábado, con el micro que fue tomado por la gente de Petroquímica. Estamos preocupados, porque Simoncini no quiere que pasen este tipo de cosas en la ciudad y a nosotros no nos gusta que estos incidentes afecten al fútbol. Mañana (por hoy) a las 20 nos vamos a reunir con los presidentes de los clubes, y creo que, al menos por esta semana, el fútbol se va a suspender en Primera y Reserva Especial, no en el torneo Integración.

- ¿Hay un alto porcentaje de posibilidades de suspensión?

Es una propuesta que le vamos a hacer a los clubes. Nos preocupa y tenemos que actuar, porque no quiero perder esta carrera, no quiero que pierda el fútbol, que los dirigentes se sientan totalmente desbordados y desanimados y no sepamos qué hacer ante circunstancias como estas. Tenemos que planificar, arreglar las canchas. Hoy me sugería un dirigente que los partidos de alto riesgo los podríamos jugar entre semana, de manera que con menos gente haya menos riesgo.

-  ¿Es viable la chance de jugar todos los partidos a puertas cerradas?

En principio, sería lo ideal, pero tenemos que contratar la vigilancia igual, para evitar que la gente ingrese a la cancha. Recuerdo que, en otras oportunidades, la gente que no quería pagar la entrada se amontonaba en los portones de ingreso y la Policía nos aconsejaba que los dejemos pasar, para tenerlos controlados adentro. Lo que no queremos, es que, al no poder entrar, emprendan contra los barrios, contra los vecimos. En ese sentido, no veo adecuada una medida así, pero si hay que tomarla, se tomará contando con el apoyo de la Policía.

- Parece que ningún operativo, por más grande que sea, brinda las garantías necesarias para que todo termine bien.

Da esa impresión. Lo que pasa es que nosotros hacemos la programación y la Policía organiza los operativos. Ellos conocen todos los ingresos y saben dónde tienen que poner mayor o menor cantidad de hombres. Lamentablemente, a veces no resulta.

- La situación se va de las manos.

Yo sé que a los clubes les cuesta, especialmente a los que tienen técnicos contratados, y encima nosotros queremos suspender los partidos después de un receso largo. Pero todos tenemos que tratar que haya cordura, que los violentos no nos dominen. Como dirigentes, no permitamos que nos ganen este partido.

- En 2005, cuando un grupo violento incendió el CPB de Kilómetro 5, se paró el fútbol. Se acortó el campeonato y se eliminaron los descensos. ¿Puede pasar lo mismo ahora, en caso de que no se encuentre una solución inmediata?

Sería lamentable que otra vez tengamos que adoptar ese tipo de medidas extraordinarias y drásticas, pero acá no hay nada imposible y nadie es el dueño de la verdad. Nosotros estamos en permanente contacto con los clubes. Si los dirigentes quieren de verdad al fútbol, no vamos a tener inconvenientes de adoptar medidas así.

- En definitiva, los presidentes de los clubes tendrán la última palabra.

Conociendo a algunos dirigentes con los que se puede hablar, creo que este fin de semana se va a paralizar la actividad.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico