El gigante Isner terminó con las ilusiones de Del Potro en Miami

Perdió ante el estadounidense por 6-1 y 7-6 en una hora y 22 minutos de juego y se despidió del Masters 1000. De esa manera, al argentino se le cortó una racha de quince partidos invicto.

Juan Martín Del Potro, número uno del tenis sudamericano y sexto del ránking mundial, perdió ayer con el estadounidense John Isner por 6-1 y 7-6 (7/2) en las semifinales del Masters 1000 de Miami, donde el argentino buscaba su tercer título consecutivo.

Con esta caída, que se dio en una hora y 22 minutos de juego en el Complejo Crandon Park de Miami, a Del Potro se le cortó una racha de 15 partidos invicto, ya que venía de ganar consecutivamente en los torneos de Acapulco y el Masters 1000 de Indian Wells.

Si el tenista argentino ganaba este certamen, iba a ser el número 3 del mundo por primera vez en su carrera. El máximo alcanzado por Del Potro fue el cuarto lugar en el ránking ATP de 2010.

Con buenas devoluciones y un saque muy potente, el lungo Isner (de 2,08 metros) se llevó el primer set con mucha facilidad. Del Potro (1,98) mostraba problemas para desplazarse y muchas veces se quedaba parado frente a los tiros del estadounidense.

En el segundo set, Del Potro sacó mejor y no se dejó quebrar, ya que trataba de jugar con la gente (“Olé, olé, olé, olé, Delpo, Delpoooo” sonaba en las tribunas), pero en cambio le tiró muy poco al revés de su rival.

Isner fue tremendamente agresivo y eficaz con su saque y su potente derecha. Y lo dejó claro desde el principio del tie break.

En todo el partido, el estadounidense tuvo el 83% de puntos ganados con los primeros servicios y 39 tiros ganadores contra apenas 10 de “Delpo”. Isner hizo 13 aces contra cuatro del argentino, que no dispuso de break points. Su rival, en cambio, capitalizó dos quiebres de los tres que tuvo.

La “Torre de Tandil’, de 29 años, venía de hacer un desgaste físico muy grande en los cuartos de final contra el canadiense Milos Raonic, a quien derrotó en la noche del miércoles en casi tres horas de juego. Terminó agotado y con dolores, y no le alcanzó el descanso del día jueves.

Isner, de 32 años y ubicado en el puesto 17 del mundo, esperaba en la final de mañana al ganador de la segunda semifinal que jugaban al cierre de esta edición el alemán Alexander Zverev (5) y el español Pablo Carreño Busta (19).

Del Potro, ganador de 22 torneos de la ATP y campeón de la Copa Davis con Argentina en 2016, se instaló entre los cuatro mejores de Miami tras haber dejado en el camino al holandés Robin Haase (44), el japonés Kei Nishikori (33), el serbio Filip Krajinovic (27) y el canadiense Milos Raonic (25).

El argentino le había ganado a Isner en seis de los nueve partidos oficiales en los que se enfrentaron: en Washington 2008, Indian Wells 2009, Memphis 2011, la final de Washington 2012, Estocolmo y Canadá, ambos en 2017, mientras que las derrotas fueron en Cincinnati 2013, Queen’s 2016 y París-Bercy 2017, a la que se suma la de ayer.

Además de perseguir el mejor ránking de su carrera y su tercer título consecutivo, Del Potro buscaba convertirse en el primer argentino en ganar el torneo de Miami, algo que siempre le fue esquivo a los compatriotas. Alberto “Luli” Mancini en 1992, Guillermo “Mago” Coria en 2004 y Guillermo Cañas en 2007 fueron finalistas, pero ninguno logró alzar el trofeo en el Crandon Park.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico