El gobernador firmó un decreto para refinanciar deuda por $2.900 millones
El Gobierno de Chubut envió ayer a la Legislatura un Decreto de Necesidad y Urgencia para el refinanciamiento de los 3.000 millones de pesos de deuda con Nación a través del Fondo Fiduciario. Más allá de ese DNU, el rechazo de la Legislatura a tratar el refinanciamiento implica que la economía provincial sufrirá descuentos de coparticipación.

El gobernador Mariano Arcioni autorizó a través de un decreto de necesidad y urgencia el refinanciamiento de la deuda generada por el vencimiento de préstamos del Gobierno nacional, por 2.900 millones de pesos, para prorrogar los vencimientos que comenzaron a ejecutarse desde este mes.

La iniciativa hasta ahora no fue tratada por Legislatura, porque la comisión de Hacienda no emitió dictamen alegando que falta información, al tiempo que se expresaron rechazos de la oposición en torno al costo financiero que implicaría la operación, con una tasa del orden del 32 por ciento.

El decreto se conoció ayer tras la nueva frustración que significó para el Poder Ejecutivo la negativa de los legisladores a dar aprobación a la operatoria.

Desde el Poder Ejecutivo se advirtió que frente al rechazo de la Legislatura a tratar el refinanciamiento, ya impacta un segundo descuento sobre coparticipación (se estima que se dará a razón de 500 millones de pesos mensuales, hasta fin de año, para cubrir los 2.900 millones de deuda), por lo que anticipan dificultades para afrontar los compromisos financieros de los próximos días, entre ellos el pago de sueldo del tercer escalón de empleados públicos, que vence la semana próxima.

Por esa razón, la intención es refinanciar la deuda y obtener plazos de pago más largos, hasta 48 meses, aun cuando se deba afrontar una tasa alta (BADLAR más 2 puntos, que significaría hoy alrededor del 32%).