El gobernador de Nueva York fue denunciado por acoso sexual y renunció 

Andrew Cuomo  anunció este martes que dejará el puesto en 14 días. Enfrenta la posibilidad de cargos penales, ya que varios fiscales estatales analizan las investigaciones que lo vinculan con 11 mujeres.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, renunció a su cargo este martes por un aluvión de acusaciones de acoso sexual que comenzaron en diciembre de 2020. Su decisión fue anunciada mientras la Asamblea Legislativa intentaba destituirlo mediante un proceso de impeachment. Si lo removían del cargo no podía volver a postularse en un futuro.

La vicegobernadora Kathy Hochul, una demócrata y ex miembro del Congreso de la zona de Buffalo, se convertirá en la 57ª gobernadora del estado y la primera mujer en ocupar el cargo.

“Amo a Nueva York y los amo a ustedes. Todo lo que he hecho ha estado motivado en el amor. Creo que, dadas las circunstancias, la mejor manera en que puedo ayudar ahora es si me hago a un lado y dejo que el gobierno vuelva a ser gobierno. Y es lo que haré”, dijo Cuomo.

La fiscal general de Nueva York dio a conocer los resultados de una investigación en la que se determinó que Cuomo había acosado sexualmente al menos a 11 mujeres. Habría sometido a las mujeres a besos no deseados, manoseos en los pechos o las nalgas o las tocó de forma inapropiada.

Además, habría hecho comentarios sobre el aspecto de las víctimas y su vida sexual, y construido un ambiente de trabajo “plagado de miedo e intimidación”.

Cuomo planeaba presentarse a la reelección en 2022. El gobernador todavía se enfrenta a la posibilidad de cargos penales, ya que varios fiscales de todo el estado se han puesto en marcha para investigarlo.

El ex funcionariocalificó de falsas algunas de las acusaciones pero reconoció haber incomodado a algunos asistentes con comentarios que "pretendían ser juguetones", y se disculpó por algunos de sus comportamientos.

El padre de Cuomo gobernó el estado por tres períodos entre 1983 y 1994.

Los legisladores estatales iniciaron una investigación de impugnación, y casi toda la clase dirigente demócrata de Nueva York lo abandonó por el descubrimiento de que su administración había ocultado miles de muertes por COVID-19 entre los pacientes de residencias de ancianos.

La investigación sobre el acoso ordenada por el fiscal general y llevada a cabo por dos abogados externos corroboró los relatos de las mujeres y añadió otros nuevos y escabrosos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico