El Gobierno acordó endeudarse en U$S50 mil millones con el FMI

Se trata de un programa Stand-by con una duración de 36 meses. Dujovne precisó que la ayuda económica total que recibirá la Argentina ascenderá a 56.500 millones de dólares, al sumar los 50.000 millones del FMI más otros 5.600 millones de dólares que aportarán el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento.

El Gobierno argentino finalmente llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un préstamo de 50 mil millones de dólares bajo la modalidad Stand-by, durante 36 meses.

El anuncio formal se produjo sobre el final de la tarde, con sendos comunicados de la Casa Rosada y el FMI. Luego de estos escritos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger brindaron más precisiones en una conferencia de prensa llevada a cabo anoche en el Centro Cultural Kirchner.

El acuerdo comprende para la Argentina una serie de exigencias, como las que a continuación se detallan:

Metas de resultado fiscal primario: déficits 2,7% del PBI en 2018 (vs. 3,2% con las metas previas); 1,3% en 2019 (vs. 2,2% antes); equilibrio primario en 2020 (vs. -1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (vs. 0% antes). En el acumulado 2018-2021, esto significa una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de USD 19.300 millones. El nuevo sendero de convergencia fiscal permitirá que el ratio deuda pública a PBI comience a reducirse a partir de 2019.

Inflación: 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021.

Reforma Carta Orgánica del Banco Central: Con el objetivo de reducir en forma sostenible la inflación es necesario fortalecer la situación patrimonial de las autoridad monetaria Banco Central que fue seriamente debilitada durante las últimas administraciones, se enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica para reforzar su autonomía.

Financiamiento al Tesoro: se llevará a cero el aporte monetario del Banco Central al Tesoro. Asimismo, el Tesoro se compromete a un programa de cancelación anticipada de Letras Intransferibles para que el Banco Central pueda, con esos recursos, reducir el stock de Lebac.

Plan social: se incluye explícitamente el monitoreo de indicadores sociales y, por primera vez en la historia en un programa con el FMI, una salvaguarda que permite incrementar el gasto social si el Gobierno argentino lo considerara necesario. Esto significa que en caso de que la economía no creciera como espera el Gobierno, podrán realizarse ampliaciones de gasto focalizadas especialmente en los programas de asignaciones por hijo y embarazo. También incorpora medidas para promover la equidad de género y estimular la participación de la mujer en el mercado laboral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico